Lo que debes hacer si te muerde un perro

Limpiar la herida y acudir al médico es vital para evitar infecciones

Las mordeduras de perros son bastante habituales. De hecho, cualquiera está expuesto a sufrirlas, ya sea por parte de nuestra mascota, por la de un amigo, familiar o incluso por parte de un animal callejero. A pesar de la frecuencia con la que suelen ocurrir, la mayoría de nosotros no sabemos cómo actuar ante esta situación y sólo nos viene a la cabeza una única pregunta: ¿y ahora qué hago?

Ante todo es importante controlar el estrés y el nerviosismo que nos produce este incidente. Por eso, la primera recomendación que te damos es que mantengas la calma y te informes sobre ciertos datos del animal (cartilla de vacunación, raza, estado de salud del animal, datos del propietario, etc.). En caso de ser tu propio perro, asegúrate de tener toda esta información a mano para podérsela facilitar a un profesional sanitario.

Tres pasos básicos a seguir para evitar complicaciones

  • En primer lugar, limpiaremos la herida a conciencia durante varios minutos,primero con suero fisiológico a presión y después con agua templada y jabón neutro, en el caso de que sea superficial o poco profunda, para intentar eliminar los posibles restos que puedan quedar en ella.
  • Frenar la hemorragia si la hubiera. Las lesiones de una mordedura pueden ir de superficiales a importantes. En caso de ser graves debemos actuar con rapidez y eficacia. Si hay hemorragia cubriremos la zona con con gasas o apósitos estériles mientras presionamos encima para ayudar a detenerla.
  • Trasladar a la víctima a un hospital, lo antes posible para su vacunación en prevención de rabia, tétanos o difteria. Ante una mordedura de un perro, siempre hay que acudir al médico antes de que transcurran 8 horas desde la lesión, independientemente de la gravedad de la herida.

Por banal que parezca, el especialista debe valorar si es necesario ponerse ciertas vacunas, sobre todo si el atacante es un can callejero o de dueño no conocido que no pueda informarnos sobre su estado de salud y mostrarnos que tiene la cartilla de vacunación al día.

Lo más probable es que el médico paute un tratamiento antibiótico para evitar posibles infecciones bacterianas. Y, si la última dosis de tétanos la hemos recibido hace más de 10 años, es necesario recibir una de recuerdo, ya que la bacteria que provoca esta enfermedad se puede transmitir a través de las mordeduras.

El seguro de hogar te cubre si tu perro ataca a alguien

Si eres el dueño del perro que ha agredido a alguien, te interesará saber que la mayoría de las pólizas de hogar que incluyen a las mascotas, protegen frente a la responsabilidad civil que contrae el propietario del animal por los daños que éste pueda causar a terceros. Por lo tanto, en estos casos, el seguro de hogar debe cubrir cuando se produce una mordedura por parte del perro hacia otra persona.

Además de esta protección, la aseguradora también indemnizaría por los daños accidentales que pueda sufrir el animal, así como los gastos veterinarios que se deriven del incidente.

No obstante, conviene comprobar las condiciones específicas de la póliza para saber si realmente estamos cubiertos en una situación así o si en su caso, es necesario contratar un seguro para animales de compañía, donde se incluye la responsabilidad civil como cobertura principal.

En caso de que el seguro de hogar se responsabilice de la mordedura del perro, también es importante informarse del tipo de animal que queda cubierto, ya que es probable que los perros de razas peligrosas queden excluidos. Del mismo modo, la compañía también establecerá ciertos requisitos de vacunación, seguridad e identificación del animal para que el dueño del perro pueda beneficiarse de la indemnización por responsabilidad civil. Si tienes cualquier duda, te recomendamos que lo consultes con profesionales.

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro