Limpieza del hogar

Limpiar la casa sin intoxicarse en el intento

Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto

Tal y como ya contamos en un artículo anterior, el medioambiente es el gran beneficiado de esta crisis sanitaria. En ciudades como China, las emisiones de CO2 cayeron casi una cuarta parte entre principios de febrero y marzo de este año, en comparación con 2019. 

Sin embargo, aunque sí hemos conseguido bajar la contaminación ambiental, el uso masivo de productos desinfectantes en los hogares, empobrece la calidad del aire interior. La salud, se puede ver afectada por las intoxicaciones relacionadas con la mezcla de productos de limpieza. 

Según los médicos del SIT, Servicio de Información Toxicológica, durante este mes de marzo y las dos primeras semanas de abril han atendido 11.337 consultas telefónicas por intoxicación. Estas cifras, suponen un incremento de 1.655 llamadas con respecto al mismo periodo del año 2019. 

El aumento, parece estar relacionado con el afán actual de eliminar el coronavirus en el ámbito doméstico, sin tener en cuenta que algunas asociaciones de productos de limpieza pueden ser responsables de cuadros toxicológicos. Una de las mezclas más habituales es la de la lejía y el amoníaco, que produce una reacción química que genera un gas llamado coramina, altamente tóxico.

Ahora que está de moda el “háztelo tú mism@”, podemos recurrir a alternativas más caseras pero igual de efectivas. Y para eso, siempre es interesante echar la vista atrás, fijarnos en nuestros mayores y sus métodos. A continuación os dejamos cuatro alternativas naturales para desinfectar y limpiar la casa, sin dañar nuestra salud: 

Vinagre blanco

Su acidez natural lo hace perfecto para retirar la cal, abrillantar, quitar malos olores, limpiar el lavavajillas… Es un producto muy potente, aquí os dejamos más usos.

Bicarbonato 

Es un buen antiviral, elimina la mugre y la grasa. El bicarbonato de sodio es ideal para limpiar el baño y la cocina. Una esponja húmeda con un poco de bicarbonato bastará para limpiar el baño, dejando las superficies suaves y brillantes, luego enjuaga y seca. 

Sal

En realidad si mezclas sal, con casi la totalidad de los productos anteriores podrás obtener limpiadores aún más potentes pero sobre todo específicos para ciertos usos. Por ejemplo, si lo mezclas con vinagre blanco tendrás un poderoso limpiador desodorizante, con limón te servirá para remover manchas de moho. En una solución de agua y sal dará brillo a tus cortinas, tapetes o alfombras.

Limón

Su zumo es un blanqueador, desodorante, removedor de manchas, cortador natural de grasa y eliminador de moho. A las superficies les da un toque de brillo. Solo mezcla un poco de agua con jugo de limón y pásalo sobre las superficies que desees limpiar. También puedes añadirlo en un rociador con agua para que sea más fácil usarlo. Para limpiar metales añádele un poco de sal. Puedes añadir a tu lavadora un poco de limón para eliminar manchas y añadir una mitad a tu jabón para eliminar olores indeseables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

cambio horario

Ventajas y desventajas de los cambios de hora

Llega el segundo cambio de hora del año. Te recordamos: la noche del sábado 24 de octubre al domingo 25 toca ajustar relojes. El cambio consiste en que las 3 de la madrugada pasarán a ser las 2, por lo que dispondremos de una hora más de sueño.