Spectre

Año: 2015
Dirección: Sam Mendes
Guión: John Logan, Neal Purvis, Robert Wade, Jez Butterworth (Personajes: Ian Fleming)
Reparto: Daniel Craig, Christoph Waltz, Léa Seydoux, Ralph Fiennes, Monica Bellucci, Naomie Harris, Rory Kinnear, Ben Whishaw, Dave Bautista, Andrew Scott, Jesper Christensen, Stephanie Sigman, Tenoch Huerta.
Género: Acción, Thriller, Espionaje.
Sinopsis: James Bond (Daniel Craig) recibe un críptico mensaje del pasado que le confía una misión secreta que lo lleva a México D.F. y a Roma, donde conoce a Lucía Sciarra (Mónica Bellicci), la hermosa viuda de un infame criminal. Tras este encuentro, James Bond se infiltra en una reunión secreta donde descubre la existencia de una siniestra organización conocida como SPECTRE. Paralelamente empieza a perder a poyos en Londres donde el nuevo director del Centro para la Seguridad Nacional cuestiona las sus acciones y pone en duda la importancia del MI6, encabezado por M (Ralph Fiennes). Sin los recursos habituales, Bond avanzará en su investigación, descubriendo una estremecedora conexión entre él y el enemigo que busca. (FILMAFFINITY)

Licencia para asegurar

Spectre comienza celebrando la paradójica fiesta del día de los muertos. El director, Sam Mendes, nos sitúa en México DF y nos deslumbra con un larguísimo plano secuencia de seis o siete minutos de la más pura escuela bondiana (al que haremos referencia al final del artículo). El ritmo vertiginoso que crea te envuelve durante las dos horas y media de la película. Es una vuelta a los orígenes de la saga tras un paréntesis más reflexivo y oscuro de la celebrada Skyfall. Un Bond más desatado, solitario y rebelde se enfrenta a un villano (interpretado por Christoph Waltz) de la talla del Dr. No o Goldfinger.

En la película encontramos dos curiosas referencias al mundo del seguro que, como comprenderéis, en este portal no hemos podido pasar por alto. La primera la encontramos al inicio de la película. Cuando James realiza la ya clásica visita a Q (Ben Whishaw), este le introduce a través de una inyección un dispositivo de nanotecnología en el torrente sanguíneo. La acción sucede sin previo aviso a un sorprendido Bond que, lógicamente, le pregunta al técnico qué demonios es. Todos los aficionados a las películas de la saga, o a cualquiera de espías, sabríamos la respuesta a esa pregunta: un rastreador.

Pero, en este caso, Q nos sorprende con una respuesta más original:

  • Un seguro de vida

Y esta no es el único guiño al sector asegurador. Más adelante, cuando James Bond coincide por primera vez con la bella Lucía Sciarra (Mónica Bellucci), volvemos a encontrar nuevas referencias al seguro. En esta ocasión es Mónica Bellucci quien pregunta a James Bond de qué conocía a su padre y de qué trabaja. La respuesta de nuestro agente secreto parece haberse contagiado de la escena anterior porque pese a tener licencia para matar no se le ocurre nada más que decir: en ‘seguros de vida’

La verdad es que con el historial que tiene este carismático agente, las compañías de seguros deben tener una curiosa contradicción. Por un lado, a ver quien es el guapo que le cubre un seguro de responsabilidad civil, y si no atentos al principio de esta película. Pero, por otro, siempre sale indemne… con lo que decesos, accidentes o bajas laborales cuentan con una siniestralidad muy baja.

En todo caso, nosotros nos confesamos fans de este personaje (y más si es interpretado por Daniel Craig) y no se nos ocurre mejor seguro de vida que estar protegidos por él 😉

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro