Viajar solo

Las seis ventajas de viajar solo

Viajar en solitario mejora tu bienestar personal y la confianza en ti mismo
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Estamos a las puertas de la Navidad y muchos aprovechamos estos días de vacaciones  para hacer turismo. Seguramente, después de celebrar las fechas más señaladas: Nochebuena, Navidad, San Esteban…, te apetecerá hacer una escapada para relajarte y desconectar un poco. Pero, ¿y si esta vez, la haces tu solo?

A día de hoy, viajar en solitario ha dejado de verse como algo extraño y cada vez cuenta con un mayor número de seguidores. Antes, solía decirse que quien se desplazaba por el mundo solo, se aburría más y que lo hacía así, porque no tenía con quien ir. Sin embargo, no deja de ser un falso mito, ya que viajar sin compañía de amigos, familia o pareja ofrece la oportunidad de vivir una experiencia diferente. Además, varios estudios han demostrado que mejora nuestro bienestar personal, autoestima y la confianza en nosotros mismos.

Una experiencia llena de beneficios

Ahora bien, ¿qué nos aporta de positivo este tipo de desplazamientos? Pues, ya te adelantamos que mucho más de lo que te imaginas. ¡Toma nota de estas seis ventajas!:

  • Te sentirás libre como el viento. Cuando viajas acompañado, tienes que ponerte de acuerdo con los demás. Quizás prefieres visitar aquel monumento o museo antes de ir a comer y tus compañeros al revés, o bien ellos prefieren ver otras cosas… En cambio, si vas solo no tendrás que ponerte de acuerdo con nadie. Podrás moverte sin dar explicaciones y lo que es mejor: organizarte a tu manera, haciendo lo que quieras, como quieras y cuando quieras.
  • Más posibilidades de conocer a gente nueva. Por más que lo busques en Google maps o en los mapas de toda la vida, a veces no hay manera de encontrar donde está tal o cual calle… Por lo tanto, tendrás que preguntar a los lugareños. Al ir solo tendrás más necesidad de relacionarte con los demás y te saldrá de forma natural. De esta forma, conocerás a gente con la que compartir tu viaje, mientras están comiendo en un bar, personas que te ayuden a moverte por tu nuevo destino y quién sabe si amistades que a veces, se mantienen durante muchos años.
  • Ganarás en seguridad y confianza en ti mismo. Aunque en un primer momento, viajar sin compañía puede llegar a generarte inseguridad, al final ocurre justo lo contrario. Te darás cuenta de lo capaz que eres de valerte por ti mismo, de cómo consigues comunicarte con los autóctonos pese a no saber o no dominar su idioma… Es decir, de alguna manera, te pondrás a prueba y volverás mucho más seguro de lo que te fuiste.
  • Dejarás atrás tus preocupaciones. Como no te conoce nadie, no te hablarán ni te recordarán tus problemas. La gente del destino al que vas, no sabe nada de ti más allá de lo que tú les cuentes. Así que es una buena ocasión para olvidarse, al menos durante unos días, de dolores de cabeza o preocupaciones.
  • Descanso y relax. Aparte de visitar los museos, monumentos y atractivos turísticos de tu destino; si viajas por tu cuenta también podrás dedicarte algunos momentos a cuidarte y a descansar. Por ejemplo, podrás relajarte en el jacuzzi del hotel sin prisa alguna; bañarte en la piscina o pasear por la playa con total libertad, vamos podrás hacer lo que te plazca.
  • Te conocerás mejor. Un fin de semana largo, una semana o 15 días…, pasar un tiempo a solas puede hacer que descubras nuevas facetas tuyas que quizás desconocías. También, al tener más tiempo para reflexionar valorarás lo que realmente es importante. Además, perderás el miedo a la soledad, ya que de ella también se aprende y mucho. 

Sin duda, viajar sin compañía es toda una aventura que quizás vale la pena vivirla, al menos una vez en la vida. Si vas a hacerlo estas vacaciones de Navidad, sobre todo recuerda incluir un seguro de viaje en tu maleta. Porque nada tiene porque salir mal, pero en caso de tener un imprevisto, como por ejemplo: la demora de tu vuelo, la pérdida o robo de tu equipaje, ponerte enfermo o tener un accidente en el extranjero…, siempre recibirás la asistencia que necesites.

En caso de dudas, te recomendamos que consultes con tu mediador de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar