Medicina preventiva

La medicina preventiva, la mejor arma contra el cáncer de mama

Contar con un seguro de salud es muy útil para prevenir esta patología, detectarla a tiempo y disponer de la mejor atención especializada.
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

Durante la primera ola de la pandemia, el tratamiento de pacientes con COVID-19 acaparó toda la asistencia sanitaria y dejó en segundo plano a enfermedades que también tienen una alta mortalidad y son muy frecuentes en nuestro país. Una de ellas, el cáncer de mama. A pesar de su elevada incidencia (se estima que una de cada ocho mujeres lo padecerá a lo largo de su vida), quedó relegada por el colapso del sistema sanitario y el miedo a contagiarse de las pacientes.

Obviamente, el hecho de que se diagnosticara menos o más tarde tuvo un gran impacto en una patología en la que la detección precoz puede salvar vidas. De ahí la importancia de seguir acudiendo a los controles periódicos y visitas médicas. A pesar de estar inmersos en una crisis sanitaria sin precedentes, las consultas presenciales no pueden ser sustituidas totalmente por el uso de nuevas tecnologías como las videollamadas. Es preferible que estas sean utilizadas como una herramienta complementaria de consulta, apoyo y asesoramiento, pero no como la principal. 

La prevención y el diagnóstico precoz son vitales

A pesar de ser el tumor más frecuente entre las mujeres occidentales -en el caso de España se diagnostican 25.000 nuevos casos cada año-, según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), esta patología tiene una gran tasa de supervivencia en nuestro país: 90 de cada 100 mujeres diagnosticadas siguen venciendo a la enfermedad cinco años después de su diagnóstico. De ahí la necesidad de sensibilizar a la población sobre la importancia de la prevención y del diagnóstico precoz. De esta manera, aumentan notablemente las posibilidades de curación.

Algunos de los factores asociados al cáncer de mama, como los antecedentes familiares, no pueden modificarse. Sin embargo, hay otros en los que sí podemos intervenir. Como, por ejemplo, adoptar un estilo de vida saludable, apostando por una alimentación sana y equilibrada, evitando el sobrepeso, limitando o eliminando el consumo de alcohol, practicando ejercicio regularmente, etc.

El seguro de salud, a tu lado en la lucha contra el cáncer de mama

Ahora bien, tras conocer un diagnóstico de estas características, necesitas saber que vas a poder enfrentarte a él rápidamente y con las mayores garantías posibles. En este sentido, contar con un seguro de salud te facilita una rápida asistencia en el tratamiento de esta enfermedad. Tendrás acceso a toda una serie de servicios de calidad, pruebas diagnósticas (incluyendo pruebas genéticas para detectar el factor de riesgo de padecerlo), consultas de oncología, cirugía plástica y reparadora (reconstrucción mamaria)… Y todo ello, sin listas de espera. 

En un momento tan complicado y doloroso como es el de enterarse que tienes cáncer, es crucial recibir una respuesta ágil y eficiente. Por eso, hoy en día, la mayoría de pólizas médicas del mercado incluyen los siguientes servicios:

Revisiones con los mejores especialistas. Tendrás a tu disposición un amplio cuadro médico, con los mejores especialistas y hospitales. Además, podrás elegir el profesional que quieres que te atienda, es decir, aquel facultativo que más confianza te da. Recuerda hacerte todas las revisiones que te prescriban, porque gracias a las ecografías de mama y mamografías es posible detectar precozmente un carcinoma y reducir la mortalidad entre un 15% y un 30%, según datos del portal Estamos Seguros. 

Contar con una segunda opinión médica. Esta cobertura te ofrece una mayor tranquilidad. Básicamente, porque tu caso se pondrá en manos de los mejores especialistas en este campo, designados por el comité médico de tu compañía. Esta segunda opinión no sólo sirve para confirmar o refutar el diagnóstico sino que, en caso de confirmarlo, tendrás acceso a una red hospitalaria especializada, pudiendo recibir tratamientos oncológicos en hospitales de renombre en el tratamiento del cáncer, con unidades específicas para la atención de esta patología.

Eficiencia y apoyo psicológico en los momentos más difíciles

Rapidez y agilidad. Una vez que se ha detectado la enfermedad, la agilidad de la sanidad privada permite disponer de un tratamiento adecuado en poco tiempo, y aumentar las posibilidades de erradicar el tumor. Los tratamientos que se emplean más frecuentemente en el cáncer de mama son: cirugía, radioterapia, quimioterapia y hormonoterapia. Lógicamente, el tratamiento dependerá del tipo y de la fase en que se encuentre el cáncer, y se pueden complementar entre sí, para conseguir el objetivo de la curación y el mayor bienestar de la paciente.

Asistencia psicológica. Escuchar la temida frase: ‘es cáncer’ por parte de tu médico es un jarro de agua fría. En ese momento, se te cae el mundo encima. Y te preguntas: ¿por qué a mí? Por eso, disponer de apoyo psicológico es del todo recomendable. Así, podrás afrontar con mayor entereza esta situación. De hecho, es un servicio muy valorado por las pacientes. Muchas compañías ponen a tu disposición un servicio telefónico de asesoramiento médico, activo las 24 horas del día. De esta forma, puedes recibir soporte y orientación especializada siempre que lo necesites.

En definitiva, el apoyo de la familia, de las amistades, tu fortaleza y las ganas de tirar hacia adelante son cruciales en esta batalla. Además, como puedes ver, contar con un seguro de salud puede ser un gran aliado para prevenir y detectar a tiempo esta enfermedad, dándote ese plus de tranquilidad que necesitas. No queremos acabar sin recordarte esta esperanzadora cifra: más del 40% de los cánceres se pueden prevenir. Por lo tanto, es importante que no te saltes ninguna revisión y que ¡cuides de tu salud!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.