Medicamentos falsificados

“La medicación falsificada contra la malaria podría ser responsable de 116.000 muertes”

Conversamos con José Antonio Moreno, director general de Andema, para que nos explique cuáles son las consecuencias de esta mala praxis en España, en Europa y a nivel mundial
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

Internet se ha convertido en el ecosistema ideal para la comercialización de fármacos falsificados. En varias páginas webs, que por supuesto están al margen del canal legal, se anuncian todo tipo de medicamentos. Hace unos años, el caso más sonado fue la venta de Viagra, a precios mucho más bajos que en farmacias convencionales. Pero, se puede encontrar de todo, incluso tratamientos para enfermedades graves como el cáncer sin receta.

Tal como nos comenta José Antonio Moreno, director general de Andema (Asociación para la Defensa de la Marca): “los medicamentos intervenidos por las aduanas en el período 2014-2016 fueron tratamientos para la malaria, diabetes, epilepsia, problemas de corazón, alergias, presión arterial, cáncer y úlceras de estómago, como recoge el Estudio de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO-OCDE) sobre el “Comercio de Productos Falsificados”, publicado el 23 de marzo”.

Cabe decir que estos fármacos, aunque a simple vista sean igual que los originales: mismo envase, etiquetado…; se fabrican sin ningún control sanitario, con sustancias no autorizadas y en laboratorios clandestinos. Por lo tanto, pueden contener principios activos en dosis incorrectas o menor dosis a las autorizadas, ausencia de principio activo –el típico placebo- e incluso incluir algún elemento tóxico; con lo cual pueden ser muy perjudiciales para nuestra salud.

Un grave peligro para la salud

En este sentido, Moreno remarca: “el consumo de productos falsificados puede suponer daños a la salud de las personas o, lo que es casi tan preocupante, la falta de tratamiento adecuado de sus necesidades médicas. Las estimaciones muestran que entre 72.000 y 169.000 niños pueden morir de neumonía cada año tras recibir medicamentos falsificados, y que la medicación falsificada contra la malaria podría ser responsable de 116.000 muertes adicionales”.

Por lo tanto, como consumidores debemos ir con mucho cuidado y no comprar nunca en este tipo de webs ilegales, ya que lo único que hacen es engañarnos y perjudicar a nuestra salud. Tal como nos comenta el director general de Andema: “en el mundo occidental, los medicamentos falsificados se distribuyen fundamentalmente en farmacias online (de las que hay entre 30.000 y 35.000 en Internet, con lanzamientos de 600 nuevas cada mes), aquellas que no tienen escrúpulos en suministrar productos falsos junto a auténticos. Ello se ve favorecido por el uso de envíos postales y mensajería privada, que son más difíciles de detectar e incautar por las Aduanas. En países del Tercer Mundo, se han detectado ventas de productos falsificados en mercados ambulantes”.

Importantes pérdidas económicas

Pero, aparte del impacto en nuestra salud, la falsificación de medicamentos, también tiene consecuencias a nivel social y económico. Moreno nos resume las principales repercusiones:

  • Pérdida de ventas y daños a la reputación de los productores legítimos. Las empresas registradas en los Estados Unidos son las más afectadas por el comercio de medicamentos falsificados: casi el 38% de los falsos medicamentos incautados vulneran derechos de propiedad intelectual (PI) de empresas registradas en los Estados Unidos. Sin embargo, otros países de la OCDE también se ven muy afectados (en particular, Suiza, Alemania y Francia).
  • Costes y pérdida de ingresos para los gobiernos y las economías. Una estimación sugiere que el coste para los gobiernos de la UE de los ingresos no percibidos por la falsificación de medicamentos es del orden de 1 700 millones de euros.
  • Los costes de los tratamientos de pacientes que han sufrido consecuencias perjudiciales para la salud a consecuencia del consumo de medicamentos falsificados.
  • La contaminación del medio ambiente derivada de las prácticas sucias de una actividad delictiva no regulada que incluye sustancias químicas potencialmente tóxicas.
  • Costes sociales en términos de aumento de la delincuencia organizada y de la pérdida de puestos de trabajo, estimados en más de 80.000 puestos de trabajo en el sector farmacéutico de la UE y otros sectores que le suministran productos y servicios.

A nivel de datos, José Antonio Moreno nos comenta como está la situación a día de hoy en nuestro país: “España no es un país de producción de medicamentos falsos, según señalan los datos del Estudio de EUIPO-OCDE sobre el “Comercio de Productos Falsificados”. Por desgracia, no hay muchos datos sobre la situación en España, pero es cierto que las fuerzas policiales persiguen este tráfico incansablemente, dado que en 2018 detuvieron a 52 personas por este tráfico ilegal y España es el segundo país del mundo que más personas detuvo por este delito”.

La falsificación de medicamentos a nivel europeo y mundial

Pero, España no es el único país donde se falsifican fármacos. “Según el mencionado estudio de la EUIPO y de la OCDE, curiosamente dos de los principales países productores de medicamentos auténticos a nivel mundial, Alemania y Suiza, son también los principales países de procedencia de las intervenciones aduaneras de productos farmacéuticos falsificados, respectivamente con un 7,8% y un 5,7% del total de intervenciones”, subraya Moreno.

A nivel mundial, dicho estudio destaca que los principales países de procedencia de las intervenciones aduaneras de productos farmacéuticos falsificados en el periodo 2014-2016 fueron: India, Singapur, China, Hong Kong, Alemania, Suiza, Australia, Egipto, Nueva Zelanda, Canadá y Holanda”.

La importancia de las campañas de sensibilización

Ante  esta situación, las campañas para detener esta práctica delictiva son del todo necesarias: “frente a un público como el español, con un bajo nivel de sensibilización en todo lo que tiene que ver con las consecuencias del consumo de falsificaciones;  toda campaña para alertarles del impacto que tienen para la economía, el empleo, la investigación o la salud del consumidor es poca”, afirma el director general.

Además añade: “tanto desde la Administración Pública como desde el sector privado, hemos llevado a cabo numerosas campañas de sensibilización e iniciativas de concienciación en los últimos años, tales como “Stop Falsificaciones”, “Los peores descuentos del mundo”, “Si compras falsificaciones, la aventura siempre acaba mal”, “Autenticiudad”, “Qué hay detrás de una falsificación” o “Verdadero o falso”.

“En ellas, instituciones como la OEPM, la EUIPO, el Ayuntamiento de Madrid, o asociaciones como CECU y ANDEMA hemos intentado poner delante del consumidor la necesidad de decir “no” al consumo de falsificaciones, por responsabilidad individual y como consumidores que vivimos en una sociedad que debe primar los criterios de calidad y sanidad en nuestros consumos”.

En cuanto a la labor de ANDEMA para combatir la falsificación de productos, José Antonio Moreno señala: “llevamos más de 30 años desplegando una intensa actividad, trabajando codo con codo con aquellas instituciones públicas y privadas, policías y aduanas para reducir el volumen de productos falsificados que se distribuyen y venden en España”.

Además, también llevan a cabo una intensa labor de lobby con los reguladores “para que la normativa en vigor favorezca los derechos de los titulares de marcas, protegiéndoles de aquellos que tratan de aprovecharse indebidamente de sus derechos de marcas”.

A nivel consumidor, también han desarrollado diferentes iniciativas y campañas de sensibilización para elevar la concienciación sobre la necesidad de rechazar el consumo de falsificaciones. En palabras de Moreno: “con los cuerpos policiales y aduaneros, compartimos nuestro expertise y nuestras experiencias, para que tengan la mayor formación y especialización en la materia. Y con los medios de comunicación, tratamos de suministrar los datos más actuales y los estudios más rigurosos para que puedan informar ampliamente sobre esta materia, intentando ser el referente informativo en la lucha contra la distribución y venta de falsificaciones”.

Agradecimiento especial a la colaboración de:

José Antonio Moreno, director general de Andema

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

cambio horario

Ventajas y desventajas de los cambios de hora

Llega el segundo cambio de hora del año. Te recordamos: la noche del sábado 24 de octubre al domingo 25 toca ajustar relojes. El cambio consiste en que las 3 de la madrugada pasarán a ser las 2, por lo que dispondremos de una hora más de sueño.