La maldición del escorpión de Jade

tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Redacción
15 de diciembre de 2017

La maldición del escorpión de Jade

2001. Estados Unidos. 103 minutos. Comedia.
Director: Woody Allen. Reparto: Woody Allen, Helen Hunt, Dan Aykroyd, David Ogden Styers, Wallace Shawn, Elizabeth Berkley, Charlize Theron.
Productora: Dreamworks
Presupuesto: 33 millones de dólares
Recaudación: 18,9 millones de dólares

Sinopsis: El argumento versa sobre CW Briggs (Woody Allen), considerado el mejor investigador de la compañía de seguros North Coast de Nueva York, y Betty Anne Fitzgerald (Helen Hunt), una implacable ejecutiva que llega a la compañía para optimizar el funcionamiento de la empresa. Briggs choca con Betty, pero una noche salen con varios colegas del trabajo y son hipnotizados en un show de magia. Desde ese momento, empiezan a producirse unos robos difíciles de explicar que hacen que la compañía de seguros enloquezca.

Woody Allen explica con su original mirada una historia protagonizada por un empleado de una compañía de seguros

Ir a ver una película de Woody Allen en la que el genio neoyorquino es un empleado de una compañía de seguros promete. Y sabiendo que el prolífico director judío dispuso del mayor presupuesto de su carrera, las expectativas se sitúan muy arriba. Desgraciadamente, las primeras críticas publicadas tras el estreno fueron muy frías y no aplaudieron demasiado el filme, basado en una trama realmente original y que destaca por el aspecto visual, con un color mate que recuerda más a las películas en blanco y negro. El propio director y protagonista reconoció que no era una de sus mejores obras.

Sin embargo, como suele pasar con muchas creaciones de Allen, el paso del tiempo hace que disminuyan las críticas y vayan apareciendo los elogios. No es una de sus tres mejores obras, pero tampoco es un trabajo menor y presenta indudables muestras de talento escondidas en un guión desigual, pero que ofrece momentos delirantes. Destaca también el nivel de interpretación del trío femenino (Hunt, Berkley y Theron) que eleva el atractivo de la película.

El mundo de los seguros es uno de los grandes protagonistas y está presente de principio a fin. Woody Allen interpreta el papel de un investigador de una gran compañía de seguros, célebre por haber resuelto la mayoría de los casos que se le han asignado a lo largo de su carrera. La llegada de la ejecutiva interpretada por Helen Hunt inicia una serie de choques entre ambos, pero el guión cambia radicalmente cuando ambos son hipnotizados por un mago en un espectáculo. La hipnosis provoca que el investigador haga cosas que después no recuerda e incluso se ve abocado a investigar sus propias acciones sin saber que las ha hecho. Allen aprovecha el recurso de la hipnosis para darle la vuelta a la historia, sorprender y provocar la risa.

La película muestra el funcionamiento de una compañía de seguros mucho antes de la llegada del mundo digital, a principios del siglo xx. La forma de actuar ha cambiado de forma revolucionaria, pero la esencia es la misma que la actual: se ofrece la cobertura de cualquier riesgo y se lucha contra el fraude. Con estas premisas, Woody Allen construye un filme muy recomendable.

Te puede interesar