Declaración autónomos

La aventura de los autónomos con la tributación de impuestos

Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil

Los autónomos no están libres de las obligaciones fiscales anuales. Que si la declaración del IVA, el IRPF, las retenciones… etc. Para colmo, hay impuestos que se declaran una vez al año y otros, de forma trimestral, o dependiendo de la comunidad autónoma. 

En octubre se presentan los impuestos trimestrales, y a veces uno ya no sabe qué debe declarar y qué no. Para dejar bien claro qué, cuándo y cómo se han de presentar, os explicamos qué modelos corresponden a este tercer trimestre de 2020. 

Impuestos trimestrales

El día 20 de octubre será el último día para presentar los datos del tercer trimestre de 2020, que son los del IVA y el pago fraccionado del IRPF, sobre las actividades empresariales y profesionales de los autónomos. Recuerda que, sin importar el volumen de ingresos, cada trimestre los autónomos deben presentar los modelos de autoliquidación o declaraciones informativas.

La crisis del coronavirus ha acelerado el proceso de digitalización que estaba realizando la Agencia Tributaria. De este modo, a pesar de que algunos modelos deben presentarse de forma presencial en las oficinas de Hacienda, la Agencia obliga al autónomo a adaptarse a la presentación online de sus impuestos.

Te explicamos los modelos básicos del IRPF

Hay cuatro modelos de Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) según lo que se declara:

  • Modelo 111 de IRPF: la declaración de las retenciones y los ingresos a cuenta sobre rendimientos de trabajo. Este modelo lo deben presentar todos los autónomos y empresas con trabajadores contratados en la plantilla o que hayan contratado servicios a través de terceros. Este proceso se hace online. 
  • Modelo 115 de IRPF: es el modelo de liquidación de los contratos de arrendamientos del inmueble urbano, o sea, el alquiler del local u oficina donde se desarrolla la actividad. Al presentar este modelo, se ingresa a Hacienda la cantidad que no se ha pagado al arrendador por la retención de la factura de cada mes a cuenta de IRPF.
  • Modelo 130 de IRPF: este modelo corresponde a la autoliquidación del pago fraccionado del IRPF que presentan todos los autónomos. Se declaran los ingresos y gastos con los que el autónomo paga anticipos del 20% de su rendimiento a cuenta de la declaración de la renta.
  • Modelo 131 de IRPF: para los autónomos que en vez de tributar el IRPF de la actividad por el régimen de estimación directa, lo hacen por estimación objetiva deben presentar este modelo.

Y vamos a por los Modelos de IVA

El impuesto del IVA es un impuesto indirecto sobre el consumo y la venta de servicios que repercute en los procesos económicos. Es un impuesto que se incluye en las facturas de los autónomos y las empresas pero estos sólo son los intermediarios entre los compradores y las administraciones.  

En cada declaración de estos modelos, se calcula el IVA soportado y repercutido en las facturas del autónomo y este acaba cobrando o pagando la diferencia entre ambos.

Hay distintos modelos de IVA que se deben presentar según las acciones comerciales que realices. Todos ellos pueden tramitarse de forma telemática.

  • Modelo 303 de IVA: es el modelo habitual de autoliquidación. Presentar estos datos sirve para adelantar a Hacienda la diferencia entre el IVA repercutido en las ventas y el soportado en los gastos.
  • Modelo 309: corresponde al modelo de declaración no periódica de IVA del tercer trimestre. Esta declaración es la que deben presentar los comerciantes minoristas como recargo equivalente a las adquisiciones de bienes o inversiones.
  • Modelo 349: es una declaración informativa de las operaciones intracomunitarias, que se realiza cada 3 meses siempre que no rebase los 50.000 euros. Ten en cuenta que estas operaciones con otras empresas o profesionales de otros estados de la UE se han de declarar teniendo correspondencia con las operaciones intracomunitarias declaradas en el modelo 303.
  • Modelo 368: es la declaración del IVA de los servicios electrónicos (telecomunicaciones, radiodifusión o televisión) por empresas y autónomos a clientes finales. Solo afecta al comercio B2C (Business to commerce).

Lo que nos falta: el impuesto de sociedades

A finales de octubre también finaliza el plazo del segundo pago fraccionado modelo 202 que corresponde al pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades. Se trata de un impuesto para los establecimientos permanentes y entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero con presencia en territorio español.

Sólo deben pagar este impuesto los autónomos que tributen como sociedad mercantil, de lo contrario solo pagarán el IRPF. Este modelo lo deben presentar todas las sociedades con independencia del volumen de operaciones. Las empresas que tengan un volumen superior a los 6 millones de euros son las que deben abonar el impuesto. Esto significa que a pesar de que es obligatorio presentarla, los ingresos en concepto de pago fraccionado van en función del tipo de actividad económica que se realice.

Este modelo debe presentarse obligatoriamente por vía telemática, siendo el día máximo de presentación el 20 de octubre. 

Sabemos que el calendario contribuyente es un tanto confuso, así que para no equivocarte consulta a tu gestor cuáles son tus obligaciones. Recuerda que los autónomos cuentan con pólizas de seguro que ofrecen beneficios fiscales y a la vez que protegen tu negocio.  

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar