jubilación activa

Mantenerse activo evita la depresión tras la jubilación

Salir, hacer ejercicio, viajar… Los jubilados, de hoy en día, saben disfrutar mejor de esta etapa
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

Tras muchos años trabajando, llega el momento de jubilarse. En general, esta nueva etapa vital suele afrontarse de dos maneras: algunas personas la viven con ilusión y sensación de liberación. Pero, en la otra cara de la moneda, están las que se deprimen; llegando a echar de menos, madrugar, tener obligaciones e incluso ir un poco estresados.

No obstante, el sentirse desanimado cuando nos retiramos del mercado laboral, está empezado a ser una cosa del pasado. Es decir, el porcentaje de personas que experimentan depresión tras jubilarse cada vez es menor. De hecho, es más bien al contrario: según estudios recientes, la jubilación puede llegar a reducir los síntomas de esta patología.

No cabe duda que es un período de cambio, al cual tenemos que ir adaptándonos poco a poco. Por eso, es aconsejable que previamente nos mentalicemos y vayamos pensando qué actividades vamos a realizar cuando tengamos más tiempo libre. Es decir, planificar un poco nuestros hábitos, para que cuando llegue el momento no sea tan brusco.

Ahora bien, superada la fase inicial de adaptación, solemos darnos cuenta que disponemos de algo muy preciado: tiempo. Tenemos más tiempo para hacer todo aquello que antes no podíamos… Como por ejemplo: salir a pasear, compartir más momentos con nuestra familia y amigos, leer, viajar, ir al cine o al teatro… Además, durante esta etapa, también suelen adoptarse hábitos más saludables como alimentarse de forma más equilibrada, hacer ejercicio con más regularidad, fumar y beber menos al estar más relajados, etc.

Los jubilados de hoy en día se cuidan más

Por todo ello, actualmente, la mayoría de ciudadanos que se jubilan lo viven como algo positivo. Sin duda, nos encontramos ante una generación que no sólo es la más longeva de la historia, sino que además cuenta con mejor salud y calidad de vida. Actualmente, las personas de más de 65 años suelen ser más activas que antes, se conectan a las redes sociales, utilizan el Whatsapp, les gusta salir, relacionarse… En resumen, seguramente saben disfrutar más de esta etapa que sus predecesores.  

Por otra parte, la población de 65 a 75 años, cada vez se preocupa más por cuidar su salud. Sin duda, incorporar hábitos saludables ayuda a envejecer mejor y a prevenir la aparición de enfermedades, como: las cardiacas, neurológicas, el Alzheimer…

Para conseguirlo, como hemos comentado, es fundamental adoptar una alimentación saludable basada en la dieta mediterránea, incluyendo todos los grupos de alimentos, pero con un aporte calórico inferior. En esta etapa, también es importante reducir el consumo de grasas, sal y azúcar.

Otro aspecto crucial es el de la hidratación. En según que edades la sensación de tener sed deja de funcionar correctamente, por lo que se debe adquirir el hábito de beber líquido a lo largo del día.

La práctica habitual de ejercicio físico moderado, como habíamos apuntado, también es beneficiosa. En este sentido, tampoco podemos olvidar las ventajas de mantener el cerebro activo con actividades sencillas como: jugar a pasatiempos (crucigramas, sudokus, etc.), comentar noticias del periódico o realizar puzles, entre muchas otras.

Finalmente, también es importante acudir periódicamente al médico para realizarnos una revisión personalizada que nos ayudará a controlar y mantener nuestra salud.

En este sentido, contar con un buen seguro de salud, te permitirá elegir entre los mejores profesionales sanitarios. En caso de dudas, te recomendamos que te pongas en contacto con tu mediador de confianza. ¡Infórmate, cuídate y disfruta de tu jubilación con un buen estado de salud!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

cambio horario

Ventajas y desventajas de los cambios de hora

Llega el segundo cambio de hora del año. Te recordamos: la noche del sábado 24 de octubre al domingo 25 toca ajustar relojes. El cambio consiste en que las 3 de la madrugada pasarán a ser las 2, por lo que dispondremos de una hora más de sueño.