Importante, ¿piensas en alquilar tu vivienda?

Como propietario no te olvides de asegurar el continente y la Responsabilidad Civil

¿Tienes un piso en propiedad y estás pensando en alquilarlo? En primer lugar, como propietario debes contar con un seguro de hogar que te cubra el continente de la vivienda. Este seguro hace referencia al piso vacío, los elementos estructurales y de construcción de la vivienda y si o si, estás obligado a contratarlo. Por ley no se puede obligar al inquilino a contratar este seguro, ni a que pague parte de la póliza que ya tengas contratada.

Seguro de contenido, recomendable tanto para el propietario como para el inquilino

En cuanto al seguro de contenido, ambas partes puede que estén interesadas en contratarlo. Como propietario, por ejemplo, puedes estar interesado si los muebles de la casa alquilada son tuyos. En este caso puedes contratar esta póliza, pero deberás avisar a la compañía aseguradora de que la persona que va a vivir en la casa no eres tú.

Si no quieres asegurar los bienes del piso, lo recomendable es que el inquilino asegure el contenido (el mobiliario y resto de bienes) de la propiedad, para tener asegurados sus bienes incluidos dentro del inmueble. Lo más habitual es que en el caso de contenido y continente, normalmente cada cual proteja sus pertenencias.

En relación a la responsabilidad civil, como propietario deberás contratar un seguro de RC para protegerte frente a los posibles daños que la casa pueda causar a terceros. Nos referimos a daños que no hayan sido consecuencia directa de la acción de la persona que vive en la casa. Como por ejemplo: una rotura de tuberías, un cortocircuito, etc. De esta forma como arrendador estarás protegido y no deberás asumir los gastos ocasionados por este tipo de siniestros.

Tal como comentamos la semana pasada, también es recomendable que el inquilino contrate una póliza de Responsabilidad Civil que cubra cualquier daño que le haga al piso del propietario. Es aconsejable que el inquilino contrate un seguro de hogar que cubra su propia responsabilidad civil (los daños que él pueda causar a terceros). Si el siniestro es causado por el inquilino, la póliza que tenga contratado el propietario no lo cubrirá. Si el inquilino no contrata un seguro propio de responsabilidad civil se le podrá reclamar en el futuro cualquier indemnización que efectúe la aseguradora.

En general, los seguros que contratamos como propietarios cubren nuestra responsabilidad civil y el continente, pero no el contenido de la misma. Por tanto si hay algún incendio o inundación, estarán protegidos los daños estructurales que puedan ocasionarse, pero no los bienes que estén dentro de la casa. Por eso, como ya indicamos en el anterior artículo, si los inquilinos quieren proteger sus bienes y el mobiliario de la casa, es recomendable que contraten un seguro de contenido y de responsabilidad civil propio.

En definitiva, ya seas propietario o inquilino, te recomendamos que siempre protejas tu propiedad, tus bienes y los posibles daños a terceros que se puedan ocasionar. Si tienes cualquier duda sobre los seguros más adecuados en estos casos, te aconsejamos que te pongas en contacto con profesionales. Hay corredurías especializadas en este tipo de pólizas tanto en seguro del hogar como seguros para comunidades de propietarios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro