Peces garra rufa de ictioterapia

Peces que exfolian: ¿la ictioterapia siempre es segura?

Cuidar nuestros pies con ictioterapia puede parecer un entretenimiento inofensivo de verano. Pero no lo es tanto si no se realiza con todas las garantías sanitarias.
Redacción
Redacción
Redacción
Redacción

Estamos en verano y destapamos partes del cuerpo que están ocultas durante el resto del año. En este caso, hablamos de los pies. Las sandalias hacen que se vean por completo así que los tratamientos para darles un aspecto más cuidado también retornan cada verano. Se populariza así un nuevo proceso de limpieza de extremidades: peces que exfolian, la ictioterapia.

Este proceso consiste en la exfoliación de la piel muerta de los pies mediante unos peces llamados Garra Rufa. Es una terapia muy sencilla que consiste en sumergir estas extremidades en una pecera llena de estos peces y que estos succionen las células muertas para alimentarse.

Aunque es una técnica que data de 1863 y que se origina en Turquía, lleva unos años adentrándose en nuevas culturas. Pero esta moda, al haberse magnificado estos últimos años, ha creado copias no del todo idénticas. Así, desde China se han empezado a exportar los peces Chin Chin, parecidos a los Garra Rufa. Sin embargo, los Chin Chin tienen una gran diferencia: cuentan con dientes, que rasgan parte de la piel, lo cual les permite acceder a una capa interior de esta, lo que incrementa la probabilidad de provocar infecciones.

El agua ya es sospechosa

No es tan probable como con los peces chinos, pero los problemas de salud que pueden causar los Garra Rufa también forman una larga lista. En primer lugar, existen medidas de seguridad muy restrictivas para ejercer esta práctica de forma segura, pero que no son seguidas por la mayoría de establecimientos donde se practica. Debemos tener en cuenta que el tanque de agua siempre es el mismo y no se renueva tras cada cliente así que, si uno presenta alguna herida o dolencia en la piel, puede haber afectado e infectado el agua para todos los siguientes.

Desde la transmisión de VIH a la Hepatitis C; estas son las infecciones que la Agencia de Protección de Salud británica (HPA) no descarta en relación a esta práctica cuando se realiza de forma inadecuada. Dictamina que debe cambiarse el agua del contenedor tras cada usuario. 

E incluso así, existen países como Canadá o 18 estados de EE. UU. que no autorizan esta práctica aunque se sigan las preceptivas directrices sanitarias. Ya en Europa y en el caso de Alemania, por ejemplo, sí que se puede ejecutar pero sólo en centros autorizados y con un análisis de sangre previo de cada paciente.

Las infecciones de los peces de ictioterapia

Pero la verdadera preocupación que debes tener si quieres volverte usuario de los peces Garra Rufa son sus bocas. Estas pueden almacenar bacterias que pueden transmitirnos al succionar las pieles muertas. Si las descamaciones se producen en alguna zona del pie donde ya había una pequeña herida, y al estar al remojo se ha abierto, pueden inocularnos bacterias anaeróbicas tan terribles como las responsables de la llamada fascitis necrosante. Esta es una enfermedad que destruye los tejidos internos del cuerpo hasta llegar a los órganos vitales y puede llegar a ser mortal.

Según estudios sobre este ‘peeling’ piscícola, se encontraron hasta quince tipos de bacterias diferentes en las bocas de los pececillos, causantes de enfermedades tan graves para los humanos como el cólera

Como puedes ver, los peces Garra Rufa no son sólo succionadores de pielecillas sino también portadores de enfermedades que pueden afectarnos de forma muy grave. Por ello no está de más pensárselo dos veces si vemos en la playa, en nuestro gimnasio o en nuestro lugar de vacaciones un acuario de estos pececillos devora-pieles. Desde tiemposeguro creemos que hay mejores formas de mantener cuidados nuestros pies que arriesgándonos a contagiarnos de una enfermedad grave. Quizás sean menos exóticas, pero seguro que son más seguras.

Y recuerda que, aunque estés de vacaciones, tu seguro de salud no lo está: si tienes cualquier consulta o necesitas atención sanitaria, tendrás las mismas ventajas de siempre para ser atendido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Abducción extraterrestre

Abducción extraterrestre: ¿quién dijo miedo…?

Si eres un nostálgico seguidor de Fox Mulder y te espanta la posibilidad de sufrir todo tipo de pruebas por parte de unos insensibles ‘aliens’, tranquilo: el seguro contra una abducción extraterrestre está aquí para protegerte (pues sí: haberlo, haylo).

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.