Guerra al móvil

Los cambios en el carnet por puntos pretenden combatir el uso del teléfono mientras se conduce

Las estadísticas asustan. La siniestralidad en las carreteras aumenta y ha llegado el momento de tomar decisiones para frenar esta tendencia. Pere Navarro, nuevo director general de Tráfico, ya anunció en su primera comparecencia pública que va a haber novedades en la normativa para intentar reducir el número de víctimas. El prinicpal cambio afectará muy probablemente al carnet por puntos, una herramienta que ha demostrado su efectividad y que experimentará retoques para adecuarse a la realidad actual.

“Hay que hacer balance, actualizar y retocar para darle un nuevo impulso”, explicó Navarro, que acaba de asumir el cargo en su segunda etapa al frente del mismo. El balance definitivo de siniestralidad vial de 2017 que recoge los datos tanto de vías urbanas como de vías interurbanas muestra que en 2017 se produjeron en España un total de 102.233 accidentes de tráfico con víctimas, en los que perdieron la vida 1.830 personas, 20 más que en el año 2016, lo que supone un incremento de 1,1%. Se trata del cuarto año consecutivo de incremento de víctimas mortales. De hecho, en 2017 se han registrado 141 fallecidos más que en 2015.

El plan de choque para luchar contra esta lacra incluirá medidas para proteger a los colectivos vulnerables (ya que entre ciclistas, peatones y motoristas suman el 46% de todos los fallecidos en la carretera), reducción de la velocidad a 90 kilómetros por hora en las vías secundarias (puesto que el 77% de los que pierden la vida en el asfalto en España lo hacen en este tipo de vías) y remodelación del carnet por puntos, que en su momento fue introducido por el propio Navarro.

En lo referente a este último punto, el consumo de alcohol y el uso del teléfono móvil son los dos grandes factores que hay que intentar reducir. Conducir bajo los efectos del alcohol implicará mayores sanciones y mayor reducción del número de puntos. Y se penalizará mucho más la reincidencia. Uno de cada tres conductores que murieron en 2017 había bebido o consumido drogas ilegales.

Pero, de todos, será el uso del móvil el cambio esencial que se introducirá en el permiso de puntos que el propio Navarro implantó. El director de Tráfico sopesa la opción de ofrecer más puntos (entre 2 y 3) a los buenos conductores, y que se resten más puntos por las distracciones al volante. El uso del móvil ya ha adelantado a la velocidad y el alcohol como la causa que más muertes provoca en España. Los datos de Tráfico muestran que en 2017 murieron 508 personas en las ciudades. El 29% de los accidentes con víctimas ocurridos en las vías urbanas fueron causadas por una distracción, en la mayoría de los casos por ir mensajeando en WhatsApp, grabando un audio o tecleando en la pantalla.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro