Adicción a videojuegos

Gamers, profesionales o aficionados: con la salud no se juega

Dormir suficientes horas, hacer algo de ejercicio físico y no comer mientras se juega os ayudará, gamers, a manteneros en forma y saludables. Y, a riesgo de parecer pesados, recordad: hay vida más allá de las pantallas.
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo

Mucha gente juega a videojuegos. La gente que juega, lo hace durante muchas horas y durante muchos días a la semana.

A grandes rasgos, esta es la percepción difusa -y pobre- que tenemos los no iniciados del mundo de los gamers (es decir, toda persona a la que le apasionan los videojuegos, que se caracteriza por jugar con gran dedicación e interés y por su conocimiento de los mismos). Pues vamos afinar un poco más sobre la importancia de este segmento del ocio con algunos datos muy reveladores:

  • Se calcula que actualmente hay cerca de 2.500 millones de jugadores en todo el mundo (una tercera parte de la población mundial).
  • Las previsiones de la industria de los videojuegos para 2021 son de unos ingresos de 180.1000 millones de euros.
  • En España, según la Asociación Española de Videojuegos (AEVI):
    • La facturación de este negocio durante 2019 superó los 900 millones de euros; para 2020 se espera sobrepasar los 1.000 millones.
    • El perfil jugador de videojuegos es un hombre (71%), de edad entre los 21 y los 35 años (66%), con estudios superiores a la enseñanza obligatoria (76%).
    • Emplean una media diaria de cuatro horas y 30 minutos de Internet y son asiduos a las redes sociales.

Los riesgos de ser gamer

Son diversos los estudios que señalan los efectos positivos que pueden tener los videojuegos, entre ellos, mejoran la atención visual y aumentan la capacidad de resolver conflictos.

Pero, como casi en todo, los riesgos vienen de la mano de los excesos. Por ello, una práctica constante de este tipo de actividades de ocio puede producir algunos problemas de salud (aparte de algún gasto imprevisto, ejem), especialmente, en niños y adolescentes. Entre los más habituales, tanto entre aficionados como profesionales:

  • Sedentarismo
  • Lesiones musculares o nerviosas (la tendinitis, el codo de tenista o el síndrome del túnel carpiano), así como dolores varios: de cabeza, de espalda o de articulaciones y problemas en la vista.
  • Obesidad y trastornos provocados por la alimentación.

Además, en su nivel más elevado, encontramos la adicción descontrolada a este tipo de entretenimientos: el trastorno del juego. Los síntomas son:

  • Dedicación casi exclusiva y de todo el tiempo de ocio a los videojuegos.
  • Reducción o desaparición de la práctica y el interés por otro tipo de actividades lúdicas o sociales (relaciones interpersonales, deportes,…).
  • Cambios en el carácter y formas de comportamiento (irritabilidad, insomnio, ansiedad).
  • En casos graves, ocupa y sustituye el tiempo que debería ser dedicado a actividades básicas, como comer o dormir. Y también puede llegar a producir efectos psicológicos de calado, como distorsionar la percepción de la realidad.

Según la Organización Mundial de la Salud, para que una persona sea diagnosticada de trastorno del juego, los síntomas deben producirse durante un periodo mínimo de un año, aunque si las señales son extremadamente graves, el periodo puede ser inferior a estos doce meses.

En el caso de los seguros de Salud, algunos contemplan tratamientos psiquiatricos y psicológicos para controlar las adicciones, pero no todos. Tu mediador de seguros puede ayudarte a saber si tu seguro lo incluye o cómo contratar uno que sí lo haga, si estás interesado. A veces, la exclusión se mantiene incluso aunque se haya superado la adicción así que, ante la duda, no está de más consultarlo con un experto en seguros para estar completamente seguro.

Recomendaciones de salud

En cualquier caso, lo mejor es prevenir y evitar llegar a los extremos. Y seguir una serie de pautas para que se pueda disfrutar de los videojuegos sin que nos perjudiquen:

  • Hábitos de alimentación saludables: un ‘clásico’ vinculado al mundo gamer es el consumo continuado de comida ultraprocesada (pizza, bollería industrial, dulces,… fast food en general) y bebidas hipercalóricas (refrescos, bebidas energéticas o bebidas alcohólicas). Este tipo de comidas y bebidas deberían ser la excepción, no la regla. Agua, infusiones, café o té y frutos secos o piezas de fruta pueden ser alternativas más saludables de snacks para consumir mientras se juega aunque, lo ideal, es no ‘picotear’ conectado al mando.
  • Horarios regulares: programar descansos para realizar las comidas, así como dormir 7-8 horas diarias, mínimo, según la edad. No sólo beneficiará la salud sino que ayudará a rendir más y mejor, también delante de la pantalla.
  • Juega cómodo: ni de cualquier manera, ni en cualquier sitio. Es recomendable utilizar un mobiliario que permita controlar las alturas y las distancias; evitará problemas musculares y de las articulaciones.
  • Mantén el contacto con amigos y familia: interactuar con nuestros semejantes -más allá de la pantalla- es otra de las medidas a adoptar para evitar la adicción y mantenerse sano mental y fisicamente.
  • Cuida de tu ojos: nuestra vista necesita descansos. El uso de pantallas, sea televisión, ordenador, tablet o móvil, fatiga nuestros ojos. La recomendación general es hacer un descanso de unos cinco minutos por cada hora de pantalla continuada, enfocando a objetos situados a diferentes distancias.
  • Actividad física: mantenerse físicamente activo de forma diaria ayudará a reducir el tiempo con las pantallas y aumentará las calorías quemadas, reduciendo los niveles de sobrepeso y obesidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Residencia para mayores

Aspectos clave para elegir la mejor residencia para nuestros mayores

El servicio, la localización y el precio son tres cuestiones fundamentales a la hora de decantarnos por un centro geriátrico u otro. Además, también puede ser de gran ayuda contar con productos específicos para la tercera edad como el seguro de dependencia, entre otros.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.