Cómo evitar que la boda sea un funeral

tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Redacción
3 de noviembre de 2017

Asegurar la ceremonia del matrimonio da tranquilidad ante posibles percances

En España se casan cada año unas 165.000 personas, según un informe de la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI), que señala también que el gasto medio de una ceremonia es 16.534 euros. El informe incluye también el desglose por comunidades autónomas y concluye que Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana son las zonas de España más caras para casarse. Las zonas donde todo lo que comporta la celebración del matrimonio es más barato son Extremadura y Canarias.Las bodas se suelen concentrar en el tiempo y son más frecuentes en primavera y verano. Un dato que ilustra esta tendencia viene de la mano del Instituto Nacional de Estadística (INE), que ha publicado que en junio de 2016 se celebraron 20.000 bodas. Este tipo de ceremonias implica gastos muy diversos. Para empezar, los vestidos. También los gastos en el lugar de la ceremonia (flores, música, trámites burocráticos…) Una parte importante de los gastos se lo lleva el banquete: comida, música, regalos, transporte, fotógrafo… En la mayor parte de casos, la boda termina en un viaje. Estos son solo algunos de los gastos asociados a la decisión de casarse. Contratar una póliza de seguro permite minimizar el riesgo.

¿Qué cubre el seguro habitualmente? UNESPA, asociación formada por todas las compañías, indica cuáles son los elementos que con más frecuencia forman parte de los seguros de boda.

Reorganización de la boda. El seguro asume los gastos de reorganización de la boda, siempre con el límite acordado al contratar la póliza.

Reemplazo de la vestimenta. Si alguna parte de los vestidos de los novios se pierden o se dañan durante la boda, el seguro indemniza el reemplazo. Lo más normal es que la cobertura cubra únicamente hasta 48 horas posteriores a la boda.

Cobertura de gastos adicionales derivados de problemas con proveedores. Si surge un inconveniente con un proveedor como el catering o el fotógrafo que provoca un coste adicional, el seguro puede cubrirlo.

  • Regalos de boda. El seguro cubre la pérdida o el daño por accidente, robo o incendio de los regalos de boda
  • Los anillos. Están asegurados por pérdida o daño accidental, normalmente durante un corto plazo pactado y que incluye unos días antes y unos días después.
  • Flores, tarta nupcial y otros. Pueden estar aseguradas por pérdida o daño accidental desde 36 horas antes del evento hasta el final de la recepción.
  • Viaje de novios. El seguro puede cubrir la cancelación o interrupción del viaje.

Para conocer con más detalle qué opciones son mejores para nuestro caso es recomendable contar con el asesoramiento de un profesional del sector asegurador.

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.