Estrategias para no perder los ahorros

tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Redacción
19 de octubre de 2017

La crisis bancaria de los últimos años ha provocado un temor generalizado y la búsqueda de soluciones para garantizar el dinero propio

La terrible crisis financiera mundial de los diez últimos años ha provocado la desaparición de algunos bancos y ha perjudicado a miles de personas que han perdido parte de sus ahorros. Este fenómeno, que se ha convertido en algo demasiado frecuente, ha disparado el temor de los clientes de las entidades bancarias y ha activado el instinto de conservación. ¿Qué debemos hacer para dormir tranquilos sabiendo que nuestros ahorros están blindados?

La medida más prudente es repartir el riesgo entre varios bancos. La referencia a tener en cuenta es el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), una entidad cuya misión es proteger el dinero de los ciudadanos. El FGD garantiza la devolución de hasta 100.000 euros si la entidad bancaria quiebra y no puede hacer frente a todas las devoluciones. Esta garantía del FGD de un máximo de 100.000 euros es extensible a cada banco. Es decir, si una persona tiene repartidos sus ahorros en cantidades menores de 100.000 euros, puede estar tranquila porque tiene el riesgo totalmente asegurado independientemente del número de bancos en los que tiene el dinero.

Por ejemplo, si tiene los ahorros en seis bancos, pero en ninguno supera la cantidad máxima garantizada, el FGD se hará cargo de las seis cantidades. En cambio, si en un banco tiene, por ejemplo, 103.000 euros, el FDG solo se ocupará de los primeros 100.000 y, por tanto, perderá los 3.000 euros restantes.

Entidades como el FGD existen en otros países europeos. Por tanto, otra estrategia conservadora consiste en repartir los ahorros en diversas cuentas de diversos bancos y de diferentes países. Si, por ejemplo, tenemos ahorros en Italia y Francia, los respectivos FGD de esos países nos dan garantía de no perder el dinero en caso de quiebra del banco. Es legal tener el dinero en cuentas de otros países, pero hay que declararlas a Hacienda.

La industria aseguradora es probablemente la más experta en temas de ahorro a largo y muy largo plazo. Más de cinco millones de personas en España, por ejemplo, utilizan los seguros de vida para obtener una renta a partir de la jubilación. En este caso, hay dos tipos de seguros. En uno, el contratante al jubilarse empieza a recibir una renta mensual hasta que su dinero (más los intereses producidos durante los años en que ha pagado la cuota del seguro) se agotan. La otra modalidad, en cambio, garantiza la misma cantidad mensual de por vida. En este caso, las aseguradoras calculan qué se puede pagar en función de la esperanza de vida de la población. Los usuarios que viven más años quedan compensados por los que viven menos de la media.

En cualquier caso, es aconsejable consultar con profesionales del mundo asegurador. Acudir a un profesional permite recibir consejos y conocer las pautas a seguir para optimizar las inversiones y garantizar los ahorros.

Te puede interesar

Formación económica

Para gestionar bien nuestro dinero:¡Educación financiera!

El 5 de octubre el día de la Educación financiera. Se celebra desde el año 2015 y su finalidad es concienciar sobre la importancia para nuestras vidas de contar con una formación básica en finanzas. En España parece que aún tenemos mucho que mejorar en el tema.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.