funcionamiento nevera en verano

Este verano, cuida tu nevera

Redacción
Redacción
Redacción
Redacción

Uno de los principales placeres del verano es llegar a casa, abrir la nevera y notar el frescor que desprende. Pero, aunque suponga un placer para ti, tu frigorífico y los alimentos que están dentro no opinan lo mismo.

Es más, seguro que has notado que en verano los alimentos duran menos en la nevera. Eso es porque, con el calor, aumenta el riesgo de toxiinfecciones en algunos alimentos. Por tanto, si sumamos el factor del calor a no dejar en condiciones adecuadas los alimentos, es evidente que su estado se deteriorará más fácilmente.

Temperatura óptima de la nevera

Si bien es cierto que los expertos hablan de que la temperatura perfecta del frigorífico debe oscilar entre los 3º y 5º y la del congelador debe estar a -18º, es imposible determinar cuál es la temperatura óptima de tu nevera.

Cada alimento necesita una temperatura diferente. Es por ello que existen compartimentos y cajones especiales para guardar determinados productos y que controlan la temperatura y la humedad para que los productos no pierdan sus propiedades.

Algunos consejos

  • No sobrecargues la nevera. Si apenas hay espacio, se compromete el funcionamiento del frigorífico y se pueden producir problemas de circulación del aire, enfriamiento, o mal cierre de la nevera. Así, lo mejor es planificar la cesta de la compra y determinar el espacio.
  • En la misma línea, no coloques alimentos frente a los sensores, los canales de aire y los ventiladores. Si se obstruye el paso de aire, nuevamente se pueden producir problemas de funcionamiento.
  • La comida se conserva mejor en recipientes. Sobre todo, la fruta y la verdura. Además, si se usan cajones y fiambreras para organizar la nevera, los alimentos se conservarán más tiempo y se evitarán olores.
  • No introduzcas en la nevera alimentos calientes. Deja que la comida se enfríe a temperatura ambiente antes de meterlos en la nevera. De lo contrario, si se introducen alimentos calientes, se aumenta la temperatura y el frigorífico tiene que hacer un sobresfuerzo para refrigerar.
  • ¡Ojo a las fechas de caducidad! No son una tontería. Además de ser un riesgo para la salud, los alimentos en descomposición provocan malos olores y pueden afectar a otros productos de la nevera. Es imprescindible seguir las indicaciones del envase y observar el estado de otros alimentos como frutas, verduras, carne y pescado.

En verano se multiplican las reparaciones y compras de neveras por el mal uso que a veces hacemos de estas. Es por eso que, si no quieres tener un susto antes o después de tus vacaciones, revisa que la ventilación y la temperatura estén en correctas condiciones. Además, para estar más tranquilo, investiga si mantiene el seguro o la garantía de reparaciones. Y si tu seguro de Hogar contempla la reparación de electrodomésticos. ¡No queremos que este verano tengas que apretarte el cinturón!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.