¿Este año vuelves a compartir décimos de la Lotería de Navidad? Hazlo de forma segura

Ten en cuenta estos consejos de ARAG para evitar sorpresas desagradables

El bar de la esquina donde tomas diariamente el café, la peluquería del barrio, el trabajo o incluso la panadería que hay enfrente de tu casa… Ya has comprado unos cuantos décimos para el Sorteo Extraordinario de Navidad, pero ¿y si toca en aquella asociación o establecimiento al que suelo ir y no tengo? Queremos asegurarnos al máximo posible, pero a veces, el bolsillo no nos da para más… Por eso, optamos por comprar décimos a medias. Si ese es tu caso; toma nota de las siguientes recomendaciones de ARAG y evitarás más de un disgusto:

  • Compartir un décimo con amigos por Whatsapp es válido, pero ten cuidado. Desde ARAG nos recomiendan: “identificar a todos los miembros del grupo del chat, que aparezca el nombre y apellidos de la persona depositaria, que ésta haga una captura del número a la perfección -con el número de serie, la fracción, código, etc., y además, es importante que en el chat se indique la cantidad de dinero o porcentaje que ha aportado cada persona del grupo por la compra del décimo”.
  • Es importante guardar pruebas al compartir un décimo. Antes de pagar y confiar en la compra de un décimo, debemos comprobar que éste sea auténtico, que tenga logo, código y todos los elementos de verificación. Si optamos por la venta online: “debemos asegurarnos que la web sea segura y debe tener, al menos, un nombre o razón social, NIF o CIF del titular, dirección completa, número de teléfono y correo electrónico donde nos podamos dirigir”. Una vez finalizada la compra es aconsejable guardar los emails de confirmación y capturas de pantalla.

En esta misma línea, cabe decir que en caso de tener un décimo y que salga premiado, si lo compartes y la otra persona lo cobra unilateralmente, podría cometer un delito y ya se hablaría de una cuestión penal. Sucede lo mismo en el caso de falsificación. “Por eso, es tan importante guardar pruebas al compartir un décimo”, tal como remarcan los abogados de ARAG.

Otros aspectos importantes a tener en cuenta son:

  • El décimo caduca. El boleto caduca y, además, dependiendo del importe del premio o de si es una participación se cobra en un lugar u otro. Por tanto, se debe ser muy prudente y no olvidar revisar o ir a cobrar un décimo, ya que pasados los tres meses, desde el día siguiente a la fecha del sorteo, se pierde el derecho a recibir el premio. Sólo se ampliaría en un día más si el último día del periodo fuera festivo en la localidad en la que se tramita el pago del décimo premiado. El importe de los premios que no se han reclamado o vendido se lo queda el Estado en beneficio del Tesoro Público.
  • ¿Cómo podemos cobrarlo? En la Administración de Lotería si son cuantías inferiores a 2.000 euros, pero para importes iguales o superiores el ganador deberá acudir a las entidades financieras concertadas con Loterías y Apuestas del Estado. En el caso de participaciones, la cantidad se reclama en la entidad, colegio o lugar donde se hayan comprado. Por otra parte, en cuanto a los importes este año tenemos una buena noticia: los premios que no superen los 10.000 euros no tributarán a Hacienda. Una decisión que se ha tomado gracias a la entrada en vigor de la nueva ley que regula la tributación en los premios de lotería, aprobada en julio.
  • ¿Y si estamos casados? Si a uno de los dos cónyuges le toca la lotería, el premio se repartirá según el régimen matrimonial. Si es en régimen de separación de bienes se interpreta que el décimo y su premio es de la persona que ha adquirido el número. Pero, si es en régimen de gananciales se traduce en que el boleto pertenece a los dos cónyuges y, por tanto, va a medias.
  • Evita el deterioro de tus décimos. Depende de lo deteriorado que esté, tiene solución, aunque no es un proceso fácil. Primero se debería informar a través de la solicitud de pagos de premios a Loterías del Estado para que lo autentifiquen. Allí harían pruebas y, en caso de duda, lo llevarían a La Casa de la Moneda y Timbre para comprobar su autenticidad. Pero todo depende de lo deteriorado que esté para que sea posible hacer una peritación. Si en La Casa de la Moneda y Timbre lo ven todo correcto, autorizarán el pago del premio sin ningún tipo de problema.

En definitiva, si compartes algún que otro décimo de la Lotería, conocida popularmente como el ‘Gordo’ de Navidad, ten cuenta estos consejos de ARAG para que todo vaya sobre ruedas y no te lleves ningún disgusto.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] decíamos, casi nadie se libra de comprar lotería en el trabajo, aunque sea un décimo compartido. Uno de los principales motivos es ese conocido “imagina que les toca a todos menos a […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro