rebajas de verano

Estas rebajas, compra seguro

Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil

El inicio de verano viene marcado por tres cosas: San Juan, la primera quemada de piel y las rebajas. A día de hoy, si no has pasado ninguna de las dos primeras tienes dos opciones: o disfrutar al máximo de las rebajas u olvidarte del verano.

Las rebajas son el evento del año. Las esperamos durante meses y cuando llegan, pasan volando. Así, durante semanas nos fijamos en todo aquello que nos interesa y queremos para que, el día del pistoletazo de salida, aprovechemos y compremos lo rebajado.

Pero las rebajas no se pueden basar en “tengo la tarjeta de crédito y este mes puedo gastar en cualquier cosa”. Debemos ser precavidos y observar todo al detalle. Para ello, adoptamos unos consejos de la OCU para ser conscientes de qué compramos y qué no en rebajas.

Comprar con cabeza

  1. La tarjeta de crédito/débito no es infinita. Por tanto, márcate un presupuesto para gastar.
  2. Haz una lista de cosas que necesitas por importancia y ves directamente a las tiendas donde lo vendan. Así, evitarás las distracciones de los escaparates ostentosos. También marca los ítems de la lista una vez los compres.
  3. Evita las horas punta (sobre todo, en época de pandemia): ve a primera hora si odias hacer colas en los probadores y las cajas.
  4. Es obligatorio que los establecimientos marquen el precio original del producto o el porcentaje de descuento que se aplica. Fíjate bien.
  5. Comprueba que las condiciones de compra y devolución están correctamente explicadas y en un lugar visible.
  6. No tires el ticket ni la factura de las compras porque, si no, perderás el derecho a cambiar/devolver.
  7. Aunque se compre durante el periodo de rebajas, el servicio posventa y la garantía del producto/servicio son iguales que fuera de ese periodo. ¡Que no te engañen!
  8. Por estar en rebajas, los derechos del consumidor no se recortan. Por tanto, puedes solicitar la hoja de reclamaciones y formular tus quejas como consumidor.
  9. Un seguro de defensa jurídica te representará en caso de que tus reclamaciones no se solucionen o se vulneren tus derechos.

Estos consejos te servirán igual si eres de los que prefiere comprar por Internet para evitar las aglomeraciones de los centros comerciales y grandes superficies. También te servirá el seguro de defensa jurídica, que muchos creen que no. De todos modos, si aún tienes dudas, contacta con tu mediador de seguros y te informará sobre las pólizas y protecciones que más te interesen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

App para ahorrar

Usa las app para ahorrar en la vuelta al cole

La tecnología es una buena aliada para superar la cuesta de septiembre. Tan sólo instalándoos unas aplicaciones en vuestro móvil, podréis economizar y mucho en vuestro regreso a la rutina.

Pagar de forma segura en vacaciones

Pagar de forma segura en vacaciones, ¿una misión imposible?

Las tarjetas son las protagonistas a la hora de pagar en el extranjero. Ahora bien, para utilizarlas de forma segura y no llevarnos disgustos, debemos informarnos sobre las comisiones a las que nos exponemos, y no perderlas de vista en ningún momento.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.