Alquiler para locales comerciales

“Estando así las cosas”, la cláusula que facilita a los inquilinos una rebaja en el alquiler

Numerosos locales de restauración y hostelería, cerrados por las medidas contra el coronavirus, tienen problemas para asumir los pagos del alquiler.
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo

Estamos inmersos en plena segunda ola del coronavirus. El gobierno y las administraciones autonómicas están utilizando los cierres de diferentes tipos de establecimientos comerciales para frenar el contagio del virus. Esta medida, a pesar de necesaria, supone perjuicios económicos directos para los dueños de bares, restaurantes y demás negocios afectados. Así, ven menguar sus ingresos mientras que, por otro lado, tienen que seguir haciendo frente a los costes del negocio, como el pago del alquiler del local.

En muchos casos, conseguir una rebaja del alquiler -sea de un local comercial o de una vivienda habitual– depende de la buena voluntad de los implicados, arrendador y arrendatario, que deben ponerse de acuerdo para llevarla a cabo.

Pero cuando el propietario rechaza realizar un ajuste y el inquilino no puede hacer frente al coste del alquiler, se puede intentar reclamar bajo la cláusula “rebus sic stantibus”, que se traduciría como “estando así las cosas”. Esta es una cláusula que solo pueden validar los tribunales. Por lo tanto, como pega si se quiere pedir su aplicación, se debe tramitar por vía judicial. Esto implicaría seguir un procedimiento ordinario, con abogado y procurador, informa ARAG, aseguradora especializada en asistencia jurídica.

Requisitos

Y, ¿cuales son los requisitos mínimos para que un tribunal acepte esta cláusula?

  1. Una situación excepcional, como la actual
  2. Una desproporción desorbitada entre las prestaciones de las partes
  3. Que tal situación no se haya podido prever
  4. Que estemos ante un contrato de alquiler de larga duración.

Pero hay excepciones, claro. La abogada de ARAG Cristina González recuerda que “un juez no aceptaría aplicar esta cláusula si, por ejemplo, el propietario o arrendador necesita la renta de alquiler para subsistir”.

Cataluña ha sido la primera autonomía que ha regulado oficialmente la rebaja de alquileres de locales, para que no haya necesidad de acudir a juicio. El 20 de octubre se aprobaba un real decreto, que promovía la negociación entre el propietario y el inquilino; su objetivo, rebajar el importe de la renta del alquiler.

“En el caso de que no se llegue a ningún acuerdo entre ellos, la norma prevé que el importe del alquiler para los establecimientos cerrados quedará rebajado al 50%. Además, la nueva regulación contempla que, con relación a las actividades parcialmente restringidas, la rebaja será del 50% de la parte reducida para la explotación de la actividad”, puntualiza la abogada de ARAG.

Sin embargo, esta decisión no está libre de polémica. Han sido varias las entidades del sector inmobiliario que reclaman algún tipo de compensación de los propietarios. Argumentan que los arrendadores también se ven afectados por la situación y deben hacer frente igualmente a gastos como los impuestos o los créditos hipotecarios.

Está por ver si otras autonomías deciden tomar alguna medida en relación a esta situación con los alquileres y de qué manera lo hacen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Los españoles confían en las vacunas contra el COVID

Los españoles confían en las vacunas contra el COVID-19

Según un estudio internacional del Grupo AXA, el 83% de los españoles está dispuesto a vacunarse. De este modo, nuestro país cuenta con una de las tasas de predisposición más altas a nivel mundial, en la misma línea que Italia, China y Reino Unido.

Tu televisor teme al fútbol

¿Tu televisor tiembla? Es la Eurocopa…

Los años de celebración de un evento futbolístico internacional aumentan las compras y el uso -y, por tanto, las averías- del que podría considerarse el principal electrodoméstico del hogar: el televisor.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.