Estafa masiva contra restaurantes

tiemposeguro
tiemposeguro

Redacción
27 de octubre de 2017

La policía identifica 800 turistas británicos que presentaron reclamaciones falsas contra hoteles en Baleares

La policía ha identificado ya a unos 800 ciudadanos británicos que supuestamente presentaron reclamaciones falsas contra hoteles de Baleares. En cada reclamación aseguraban ser víctimas de una intoxicación alimentaria, pero en realidad todo era falso y el objetivo era cobrar una indemnización. Algunos hoteleros presentaron quejas a la policía y ésta inició una investigación.

Los turistas identificados presentaron reclamaciones a través de casi 80 despachos de abogados que formaban parte de una red que pretendía estafar a los hoteles. El Juzgado de Instrucción número 2 de Palma de Mallorca está realizando una investigación para tratar de esclarecer si hubo un delito de estafa en masa por estas reclamaciones falsas. Los viajeros británicos llegaron a España en régimen de todo incluido.

Este método de estafa es muy frecuente en las Baleares, pero además se ha detectado también en Canarias y en algunas zonas de la costa levantina. Las reclamaciones en Baleares en los últimos 18 meses han ascendido a casi 4,5 millones de euros, lo que supone un aumento de casi el 700%. Los turistas que realizan esta práctica ni siquiera suelen ir al médico, ya que en su país de origen basta con presentar el recibo de un medicamento para acreditar que se ha sufrido una intoxicación. A los hoteles les resultaba más cómodo pagar, ya que la perspectiva de tener que ir a juicio no es muy atractiva. Actualmente, los turoperadores descuentan directamente el importe de la indemnización y resulta una operativa cómoda para los hoteles.

La red que ejecuta la estafa consta de varios despachos en Gran Bretaña y de los llamados ‘claim farmers’ sobre el terreno en la zona donde quieren cometer el fraude. Estos últimos, también llamados ‘tiqueteros’, son personas que contactan por la calle con los turistas, cerca de sus hoteles, y les proponen el engaño para así abaratar el coste de sus vacaciones. El turista se encarga de presentar la reclamación y se reparte el importe de la indemnización.

La policía española colabora actualmente con la británica para lograr acabar con estas prácticas. Pese a que se ha perseguido en España a los ‘tiqueteros’, la verdadera raíz del problema está en el Reino Unido. Allí los jueces ya han dictado sentencias contra algunos turistas, en un intento de ejemplarizar.

El intento de estafa se basa en que normalmente al hotel le resulta más sencillo pagar y cerrar el tema que enzarzarse en una batalla legal. Además, es habitual tener contratados seguros que cubren estos casos. Se trata de pólizas de responsabilidad civil de producto que cubren al hotel o restaurante de las consecuencias cuando se produce una intoxicación alimentaria de algún cliente.

Te puede interesar