Agravación del riesgo

En el momento de la contratación de un seguro, el tomador está obligado a dar información sobre el riesgo que se quiere asegurar. La agravación de un riesgo ocurre cuando, sea cual sea el acontecimiento, aumenta el riesgo a que se exponen las personas o los bienes asegurados y esta circunstancia no estaba prevista en la póliza, en estos casos el tomador está obligado a comunicar a la Cía. dicha agravación y, caso de no realizarse y ocurrir un siniestro, la Cía. aplicará la regla de equidad.