Evitemos accidentes infantiles

En Navidad, niños en casa ¡y seguros!

Llega la Navidad y, con ella, las vacaciones infantiles. Coronavirus mediante, es muy probable que los pequeños pasen gran parte de este tiempo en casa. Y, aunque pensamos que nuestro hogar es seguro, es el sitio donde más accidentes infantiles se producen.
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo

En abril de este año, en pleno confinamiento y con los niños en casa, Acierto.com realizó un informe que puso de manifiesto los riesgos de accidente infantil en el hogar. El comparador de seguros desvelaba que más de la mitad de los accidentes de los más pequeños se produce en el domicilio. De hecho, apuntaba que hay un 30% más de posibilidades de que, de accidentarse un niño, lo haga en casa.

En general, se estiman en unos dos millones de accidentes domésticos al año que afectan a algún menor. Es decir, se produce uno cada 24 segundos.

Por tipos, las caídas son los percances más frecuentes (2 de cada 5), seguidas de golpes, tropiezos, intoxicaciones, quemaduras, peligro de asfixia y atragantamientos. Por zonas de la casa, los espacios más problemáticas son la cocina y el baño.

Y, si hablamos de edades más ‘arriesgadas’, son los menores de cinco años los más propensos a accidentarse en el hogar, con especial incidencia en la franja que va de los dos a los tres años. Tiene lógica, claro, ya que a estas edades se caracterizan, especialmente, por una gran curiosidad, un natural espíritu aventurero, cierta inconsciencia, falta de percepción del riesgo y una coordinación corporal aún en desarrollo.

No se trata de dramatizar, ni mucho menos: buena parte de esos incidentes no serán graves y se solucionarán con una tirita, un abrazo o un poco de árnica. Además, el seguro te ofrece diferentes alternativas para ayudarte a solucionarlo, como explicamos en este otro post. Pero, para asegurarnos de que estos accidentes sean los menos posibles y no pasen de un susto, nada mejor que seguir unas cuantas pautas de seguridad en el hogar.

Golpes y caídas

Aunque reducir a cero los golpes de los niños en el hogar es misión imposible, si podemos tener en cuenta algunas recomendaciones para evitar accidentes por el efecto de la gravedad:

  • Cuidado con ventanas, terrazas y puertas: mejor cerradas con elementos a prueba de niños. No pongas muebles o sillas delante y, si ventilas la habitación, no dejes a los pequeños sin supervisión.
  • En las escaleras, instala puertas de seguridad y asegurate de que los pasamanos son firmes.
  • Coloca la televisión en alto, de manera que no la alcancen. Asegura con firmeza estanterías y muebles grandes a la pared e impide que se encaramen en ellos.
  • Emplea adhesivos antideslizantes o alfombrillas en la bañera y la ducha. Nunca nunca dejes solo al pequeño mientras se baña. Y atención con las superficies resbaladizas: si se derrama algún líquido, hay que limpiarlo de inmediato.
  • Cajones, bordes, esquinas y cualquier superficie capaz de cortar si se golpearan contra ella deben contar con una protección específica.
  • Pon fuera de su alcance objetos de cristal, cerámica o cualquier cosa que pueda cortar (tijeras, agujas, cuchillos o cuchillas de afeitar…).

Prevengamos las intoxicaciones

Ahora que se acerca el invierno hay que tener especial precaución con las intoxicaciones respiratorias y, siempre, estar al tanto para evitar la ingestión de productos tóxicos:

  • Mejor, no utilices estufas o braseros en los dormitorios.
  • Asegúrate de cerrar bien la llave del gas cuando no se esté utilizando.
  • Mantén bien cerrados y en alto sustancias peligrosas en caso de ser ingeridas o manipuladas (productos de limpieza, insecticidas y plaguicidas, abonos o medicinas, por ejemplo).
  • Guarda estos productos en su embalaje original: incluyen información esencial en caso de intoxicación.
  • Explica claramente al niño, según su edad, los peligros de manipular productos de este tipo.
  •  No te olvides de las plantas: semillas o bayas vistosas y de colores, hojas o flores pueden ser identificadas por un niño con frutas o golosinas. Mejor eliminarlas de casa mientras tenemos niños pequeños.
  • En caso de intoxicación, llama de inmediato al Instituto Nacional de Toxicología (91 562 04 20) y a emergencias (112).

Stop atragantamientos

Los bebés y niños pequeños tienden a meterse en la boca casi cualquier cosa. Por ello, es esencial controlar el tamaño de los objetos que tienen a su alcance:

  • Los alimentos sólidos, sólo cuando lo recomiende el pediatra y, al igual que en la bañera, no dejar nunca nunca a los más menudos comiendo sin vigilancia.
  • El niño debe aprender a meterse en la boca trozos pequeños de comida y masticarlos despacio. Esencial: no se come ni corriendo ni saltando ni jugando.
  • Deben evitarse los frutos secos, caramelos, chicles, aceitunas y frutas con hueso en los primeros años.
  • Pon fuera de su alcance cualquier tipo de objeto pequeño (clips, pilas, imanes, monedas o similares). Evita también las bolsas de plástico.
  • Ten cuidad con cadenitas, colgantes o lazos en el cuello del bebé, sobre todo mientras duerme.
  • Que sólo use juguetes homologados (lo cual garantiza que hayan pasado los controles de seguridad pertinentes), y ajustados a su edad.

Y, contra las quemaduras…

Ya hemos mencionado que la cocina es un área de la casa especialmente ‘conflictivo’ y las quemaduras, uno de los riesgos más frecuentes en ella. Pero hay que vigilar también otras estancias de la casa para evitar este riesgo:

  • Si tienes niños pequeños, mejor que estén fuera de la cocina mientras tienes algo al fuego. Para mayor precaución, sitúa hacia dentro los mangos de las sartenes, que no sobresalgan.
  • Pon lejos de su alcance cualquier bebida caliente, así como mecheros o cerillas.
  • La zona de la plancha debe estar prohibida para los pequeños.
  • Si tienes chimenea o estufa, deben estar protegidas con una pantalla específica. No dejes a los niños solos junto a estos elementos bajo ningún concepto.
  • Explica bien a los niños cómo utilizar los grifos de agua caliente y fría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Residencia para mayores

Aspectos clave para elegir la mejor residencia para nuestros mayores

El servicio, la localización y el precio son tres cuestiones fundamentales a la hora de decantarnos por un centro geriátrico u otro. Además, también puede ser de gran ayuda contar con productos específicos para la tercera edad como el seguro de dependencia, entre otros.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.