Los Increíbles 2

o: 2018
Dirección: Brad Bird
Guión: Brad Bird
Reparto: Animación. Voces de Craig T. Nelson, Holly Hunter, Samuel L. Jackson, Sarah Vowell, Huckleberry Miller
Género: Animación

Sinopsis: Secuela de “Los increíbles”. Helen tiene que liderar una campaña para que los superhéroes regresen, mientras Bob vive su vida “normal” con Violet, Dash y el bebé Jack-Jack —cuyos superpoderes descubriremos—. Su misión se va a pique cuando aparece un nuevo villano con un brillante plan que lo amenaza todo. Pero los Parr no se amedrentarán y menos teniendo a Frozone de su parte. (FILMAFFINITY)

El Seguro es la clave

Tuvieron que pasar 14 años desde la primera entrega para poder disfrutar de la secuela de Los Increíbles. Los años no pasan en balde y, aunque los personajes se mantienen igual de frescos, la trama evoluciona al mismo ritmo que cambian los tiempos. Esta vez el protagonismo lo asume nuestra heroína que tiene una peculiar misión, lavar la imagen de los superhéroes participando en una ambiciosa campaña de marketing. Por su parte, a Bob le toca cuidar del hogar y batallar con la rutina que eso supone.

En lo que a nosotros nos afecta, en esta segunda entrega de la familia Parr el seguro vuelve a ser protagonista, aunque esta vez con un enfoque diferente. Si en la primera película el papel del seguro tenía una connotación negativa en esta segunda entrega el propio director, Brad Bird pensó que sería interesante reflexionar sobre “quién iba a pagar por todos los destrozos que habían provocado los superhéroes”  y les dio a la industria del seguro un papel más positivo sentenciando: ”el seguro es la clave”.

Efectivamente, en el inicio de la película, unos representantes del gobierno que parecen policías o investigadores (aunque no queda claro a qué agencia figura que representan), recriminan a la familia de superhéroes que (atención spoiler) hayan intervenido para detener al ‘socavador’. Como os podéis imaginar, este megavillano no se rinde sin dar batalla y los destrozos en edificios, mobiliario urbano… son cuantiosos. Los investigadores reprochan que hayan provocado, aunque sea de forma involuntaria, tantos estropicios. El motivo de tal queja es, textualmente: ’los bancos ya estaban asegurados y si (los superhéroes) se hubieran limitado a no hacer nada, ahora procederíamos con los trámites correspondientes’. Es decir, no hacia falta hacer nada porque el seguro ya correría con los gastos de las reparaciones y compensaciones.

Como veis, esta imagen dista bastante del papel gris y oscuro de la primera entrega. Aunque también es cierto que un poco más tarde, Winston, pone un pequeño contrapunto diciéndole a Bob: ‘no pongamos a prueba aquello de que el seguro se hará cargo de todo’. Eso es debido a un completo análisis costes-beneficios.

El resto ya es historia, quizá esta vez se presenta al mundo del seguro como un poco más amigable aunque todavía no existe un mediador de seguros que se dedique a salvar al mundo del crimen por la noche.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] todo caso, nos gusta esta aproximación realista al mundo del seguro, como vimos en Los Increíbles 2. Los profesionales de las compañías de seguros siguen enfrentándose a siniestros cotidianos como […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro