Seguros para accidentes infantiles

El seguro también cubre ante los accidentes infantiles en casa

¿Tienes un hijo con un espíritu aventurero que ya querría Indiana Jones? ¿O le persiguen los accidentes caseros como los dementores a Harry Potter? ¿Estás harto de sustituir una y otra vez esas gafas infantiles que no superan sin daños dos sesiones de saltos sobre el sofá? Lo mismo no se te ha ocurrido, pero el seguro también te ofrece alternativas para estar más tranquilo en caso de un accidente infantil en el hogar.
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo

Un 54% de los accidentes infantiles se producen en el hogar. Y para desesperación de los padres, que a veces se ven en la imposibilidad de vigilar a sus hijos a todas horas, dos de cada cinco de estos accidentes se producen cuando la criatura no está bajo la supervisión de un adulto. Keep calm, no nos pongamos nerviosos: muchos de estos incidentes los podemos prevenir siguiendo una serie de pautas de seguridad. Y, de los que se produzcan, buena parte no revestirán gravedad. Pero, como cualquier precaución es poca, te explicamos cómo el seguro puede echarte una mano en estos casos.

Opciones aseguradoras para todos los gustos

Las aseguradoras cuentan con diferentes opciones para ayudarnos a sobrellevar y hacer que las consecuencias de un accidente infantil en casa sean lo más ligeras posibles.

En primer lugar, y si el niño ha resultado herido, podemos recurrir a nuestro seguro de Salud. Esta modalidad se encargará de que, con una asistencia sanitaria profesional y cualificada, atiendan a nuestro pequeño en cualquier momento y a cualquier hora, sin esperas.

Pero, además, diversas aseguradoras incluyen en su seguro de Hogar opciones que cubren los accidentes domésticos. En estos casos, te proporcionarán diversos servicios. Siempre, eso sí, que estén incluidos en tu seguro, consulta a tu mediador ante cualquier duda al respecto. Entre esos servicios, atención médica urgente en caso de lesiones en la vivienda, traslado de urgencia a un centro médico o envío de personal sanitario de vigilancia para la recuperación, por ejemplo. Incluso contar con la asistencia de personal sanitario más allá de una primera atención médica (como un fisioterapeuta, por ejemplo) o un servicio de ‘telefarmacia’.

Accidentes

Más allá del seguro de Hogar, de todas formas, existe un tipo de seguros específico de Accidentes, que puede ser personal o familiar. De hecho, se puede contratar una variante específica para niños y adolescentes, de forma individual o integrada en la protección familiar. Entre las opciones que proporcionan este tipo de seguros encontramos la hospitalización, convalecencia en el hogar o servicios privados de enfermería a domicilio, además de procedimientos médicos necesarios para corregir las lesiones si fueran graves.

De igual manera, las coberturas que ofrece un seguro de Accidentes concreto para los más pequeños de la casa pueden ser muy amplias. Entre ellas, indemnización en caso de hospitalización o cirugía por accidente o enfermedad del menor, cobertura de enfermedades graves, servicio médico a domicilio, servicio pediátrico de urgencia o servicio de atención telefónica 24 horas. Incluso rotura de gafas o gastos de tratamientos dentales por accidente.

También hay propuestas específicas para jóvenes y adolescentes, es decir, para cuando nuestros pequeños ya no lo son tanto. Diferentes etapas en la vida suponen diferentes formas de actuar y, por tanto, diferentes riesgos, y eso el seguro también lo tiene en cuenta.

¿Y si el dañado es otro?

Ante un incidente casero, existe otra posibilidad y es que el dañado no haya sido nuestro hijo, sino que la que ha salido herida sea una tercera persona. Por ejemplo, sería el caso del niño al que le da por intentar ver lo lejos que llega un juguete lanzado por el balcón, causando un estropicio en el coche aparcado justo debajo. Pues aquí entraría en acción una cobertura del seguro de Hogar, la Responsabilidad Civil familiar que, de estar incluida, asumiría los costes de este tipo de accidentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Residencia para mayores

Aspectos clave para elegir la mejor residencia para nuestros mayores

El servicio, la localización y el precio son tres cuestiones fundamentales a la hora de decantarnos por un centro geriátrico u otro. Además, también puede ser de gran ayuda contar con productos específicos para la tercera edad como el seguro de dependencia, entre otros.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.