El huracán Harvey provoca pérdidas millonarias para las aseguradoras

tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro

Redacción
30 de agosto de 2017

El coste total puede superar los 100.000 millones de dólares

El huracán Harvey ya se ha convertido en uno de las catástrofes naturales más caras de la historia. Al margen del altísimo coste humano, que es el verdaderamente importante, el huracán ha destrozado bienes materiales y ha causado unas pérdidas que deberán ser cubiertas por las compañías aseguradoras en unos casos y por el Gobierno, en otros. En paralelo, ha afectado al mercado del petróleo, ya que la zona afectada es donde se halla el centro de la actividad industrial de este sector en los Estados Unidos. El primer y más visible efecto ha sido una subida en el precio del combustible.

Los primeros cálculos indican que las pérdidas materiales que tendrán que cubrir las aseguradoras por el huracán estarán alrededor de los 20.000 millones de dólares (casi 17.000 millones de euros). El ciclón, el más potente en llegar a Texas en el último medio siglo, ha afectado a gran parte de  la ciudad de Houston y otras áreas costeras y ha paralizado la actividad de buena parte de las refinerías de petróleo.

Si se cumplen las previsiones, Harvey será el tercer huracán más costoso para el sector asegurador, después del Katrina en 2005 y del Sandy en 2012. Las pérdidas totales, en todo caso, se acercarán a los 100 mil millones, ya que las pólizas de seguros solo cubren daños a negocios, mientras que las inundaciones de viviendas son cubiertas por el Gobierno federal.

Las empresas más castigadas por este desastre son las reaseguradoras, es decir, las empresas que aseguran a las aseguradoras que contratan las pólizas con el cliente. Swiss Re, una de las mayores empresas del sector, ha asegurado que es pronto para hacer cálculos de pérdidas, pero ha visto como su valor cae un 2% en los primeros días del paso del huracán, en línea con lo que le pasa a otras compañías como Axa, Prudential, Aegon y Mapfre.

El coste total de Harvey podría superar los 100.000 millones de dólares (83.000 millones de euros), según avanza Saxo Bank. Una cuantía que se situaría por debajo de los 160.000 millones de dólares que supuso Katrina, pero por delante de los 75.000 de Sandy en 2012.

En cuanto al impacto económico general, JP Morgan prevé un efecto moderado. “Aunque los huracanes paralizan la actividad y destruyen capital, posteriormente la reconstrucción hace crecer el PIB”, afirma el banco en declaraciones a Financial Times.

Te puede interesar