embarazo en confinamiento

El embarazo durante el estado de alarma

Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto

Estrenar la maternidad y la paternidad durante el estado de alarma, también está siendo algo inusual. Muchos han tenido que presentar a sus hijos, por videoconferencia. Abuelos, tíos, primos y amigos, han conocido a su recién llegado nieto o sobrino virtualmente, y aunque son momentos de gran felicidad y dicha, el punto de amargor y frustración está muy presente. 

Pese a que en muchos hospitales, las medidas de precaución en maternidad son extremas el miedo de las madres y los padres al contagio son palpables. ¿Correrá riesgo el bebé? ¿cómo será el parto? ¿es seguro dar a luz ahora? 

Según la Dra Yoana Chiverto, del Servicio de Ginecología del Hospital Universitario La Sanitas La Moraleja: “las mujeres acceden al hospital para dar a luz a través de un circuito limpio, completamente independiente de la atención a pacientes COVID-19”.

No obstante, el embarazo implica una serie de cambios inmunológicos y fisiológicos que pueden hacer que las gestantes sean más susceptibles a las infecciones respiratorias virales. Por eso, las embarazadas se consideran población de riesgo.

Tanto hospitales, como ambulatorios, están limitando al máximo el número de veces que las pacientes tienen que acudir de manera personal a las consultas. Para ello muchos seguros de salud disponen de servicios de consultas telefónicas y video consultas, para disipar cualquier duda.

Pese a que el Estado de Alarma, el confinamiento, el distanciamiento social y la limitación de actividades no son el escenario ideal, mantener la serenidad y la fuerza es imprescindible. Intentar establecer una rutina, a pesar del confinamiento, ayudará a las mujeres embarazadas a llevar este momento tan importante de forma positiva. 

Posturas de yoga para embarazadas

Según la escuela BeYoga, las posturas del Yoga ayudan a mantener la salud de la futura madre y así evitar los usuales malestares, como náuseas, estreñimiento, hinchazón, dolor de cabeza, piernas cansadas, etc. Las posturas de Yoga aseguran una apropiada digestión, circulación y una correcta respiración. El pranayama, los ejercicios respiratorios de esta disciplina, es importante para evitar la fatiga, la tensión nerviosa y para eliminar toxinas.

El Yoga produce un estiramiento de las fibras elásticas bajo la piel, distiende las paredes abdominales aumentando el tamaño del útero, evitando cualquier tensión. La gran incidencia de dolores en la espalda baja, dado el aumento del peso, pueden ser evitados con esta práctica. El corazón, que es uno de los órganos más importante en el embarazo, ya que la sangre y otros fluidos deben circular correctamente hacia el feto, se ve beneficiado con la práctica de posturas de Yoga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Niño somnoliento

Niños y cambio de hora, mala combinación

Este fin de semana, de la noche del sábado 24 de octubre al domingo 25, toca el segundo cambio de hora del año. A pesar de que este cambio es ‘el bueno’, que nos proporciona una hora más de sueño, no todos se adaptan igual de bien o de rápido. Entre ellos, los niños. Aquí tienes algunos consejos para hacerles más llevadero el cambio.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.