El carnaval también se asegura

Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto

Carnaval. Del italiano “carnevale”. Su raíz latina es “carnem levare” que se traduciría como “quitarse la carne” o “despedirse de la carne”. Y en carnaval nos quitamos la carne para ponernos el disfraz, que a su vez parece derivar del verbo latino que hacía referencia al acto de “ocultar o esconder un rastro animal”. En carnaval damos rienda suelta a la imaginación, apartamos la vergüenza y nos desinhibimos. Nos permitimos ser incluso, otras personas.

Esta fiesta probablemente sea una de las fiestas más antiguas que existen. Su origen se remonta a la Sumeria y el Egipto antiguo, hace ya más de 5.000 años. Eran fiestas paganas como las que se realizaban en honor a Baco, el dios romano del caos, la fiesta y el vino. Pese a que es una celebración asociada a países con tradición católica, la Iglesia cristiana no lo reconoce como celebración religiosa.

Pero el carnaval es mucho más que disfrazarse. En muchos lugares es la fiesta por antonomasia, como es el caso de Brasil, Tenerife, Cádiz o Venecia. Los grupos se preparan durante meses para una celebración que tiene una duración concreta, pero unos preparativos muy exigentes.

Además de exigencia, en la mayoría de casos, necesitan seguros para protegerse. ¡Y existen! Los organizadores de los carnavales tienen que tener en cuenta distintos aspectos si van a realizar una fiesta así:

Necesitarán un seguro para eventos

El organizador deberá contar con un seguro de Responsabilidad Civil. Esto, significa que deberán cubrir daños a terceros.

Seguros de restaurantes

Los bares y restaurantes que saquen a la calle sus barras, también tendrán que tener precaución. Para ello contar con un seguro de Responsabilidad Civil les protegerá frente a intoxicaciones o accidentes en el recinto.

Los vestidos de las reinas de Carnaval

El vestuario que llevan algunas de las reinas, puede costar entre 7.000 y 20.000 euros. Debido al costoso precio, la entidad que lo financie debería reflejarlo en su seguro para eventos. También existen seguros específicos pensados para aquellos locales donde se guardan los trajes; pueden llegar a cubrir el daño producido por inundaciones, moho, polillas o accidentes.

Disfrutar de la magia del carnaval es algo que sólo ocurre una vez al año, que nadie ni nada te lo estropee, asegura tu fiesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Residencia para mayores

Aspectos clave para elegir la mejor residencia para nuestros mayores

El servicio, la localización y el precio son tres cuestiones fundamentales a la hora de decantarnos por un centro geriátrico u otro. Además, también puede ser de gran ayuda contar con productos específicos para la tercera edad como el seguro de dependencia, entre otros.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.