under the skin

E.T.E + Hansel y Gretel + La reproducción de la Mantis Religiosa=Under The Skin

Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto

Under The Skin, dirigida por Jonathan Glazer y protagonizada por Scarlett Johansson ha sido un film envuelto en polémica. Desde su estreno en 2013 ha tenido admiradores y detractores a partes iguales. 

Según The Telegraph, la crítica británica la ha categorizado como una de las mejores películas inglesas de la historia. The Guardian se guardó la coletilla “historia”, por una de las mejores películas del 2014. 

Tras siete años de razones monetarias para estrenar la cinta,”Under The Skin” por fin ha visto la luz el 10 de julio de 2020. Cargada de expectación, con muchas voces a favor y casi las mismas en contra, en Tiempo Seguro nos ha picado la curiosidad de ir a verla. 

Como todos sabemos, los viernes no nos los tomamos en serio, así que empezaremos este peculiar retrato con una suma: 

E.T.E + Hansel y Grettel + La reproducción de la Mantis religiosa= Under The Skin

Under The Skin cuenta la historia de un “ser” (Scarlett) que seduce a hombres (escoceses) para llevarlos a su casa dejándolos en una especie de charco donde ellos se “ahogan”. Los primeros 40 minutos del film son de Johansson conduciendo una furgoneta en busca de víctimas.

Después, la protagonista consigue entrar en las emociones y en las necesidades fisiológicas de los seres humanos. Este hecho, se desvela justo al mismo tiempo que la protagonista se mira en un espejo y se le escapa una de sus víctimas. 

Además, Johansson, siempre está custodiada por un motorista y nunca queda claro si ella es la víctima o el verdugo del motorista. En nuestra opinión, es una cinta que por momentos se queda coja; te quedan dudas y es complicado hallar las respuestas dentro del filme.

En cuanto a la interpretación de Scarlett Johannsson, impecable. De hecho hay una línea muy marcada entre Johansson y el resto de personajes que forman parte del elenco (las víctimas escocesas básicamente). 

Lo reseñable de esta película, además de la fotografía, es la realidad de todos los personajes secundarios. Realmente te hace sentir que las víctimas “son invitadas a subir en ese preciso instante”. El deseo y la ansia de las víctimas también es increíblemente espontánea y es algo que descoloca. 

En la resolución del final se intuye una especie de “herejía» quedando la cinta parcialmente abierta. Lo cierto es que era una película muy contaminada de expectativas y esto, a veces decepciona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar