Dormir mal durante el confinamiento

Dormir mal a causa del confinamiento

Dormir mal a causa del confinamiento se está convirtiendo en el día a día de muchísimas personas. Y es que desconectar conectado, se hace complicado.
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto

Son las doce de la noche y tienes los ojos más abiertos que una liebre cuando le dan las largas del coche, en la mitad del campo. Das media vuelta, encuentras el lado frío de la almohada, piensas en la comida de mañana y en hacer correctamente la lista de la compra para evitar salidas de más. 

Cierras los ojos, piensas en el trabajo, te vienen ideas… Pero no ideas cualquiera, son aquellas ideas que de noche parecen bestiales y dudas de apuntarlas en el móvil, porque la luz de la pantalla te puede desvelar ¡aún más!

Y así hasta que tu mente se cansa y por fin, te permite descansar (un rato). Cuatro de la mañana. Mierda, ¡la hora bruja! ¿otra vez tú, cerebro? ¿Y ahora qué piensas? Observas los pensamientos, pero no te queda nada claro y te vuelves a dormir hasta que suena el despertador y recuerdas qué has soñado y si te ha dado tiempo a soñar…

¿Te suena esta situación?

Dormir mal a causa del confinamiento se está convirtiendo en el día a día de muchísimas personas. Y es que desconectar conectado, se hace complicado. Pasamos de pantalla a pantalla para evadirnos y además del sueño, uno de los sentidos más preciados como es la la vista, también está padeciendo. 

Según el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas “esta sobreexposición a las pantallas puede causar Síndrome Visual Informático (SVI), una afección temporal cuya principal manifestación es la fatiga visual. Por este motivo, el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas de España (CNOO) aconseja realizar descansos de cinco o diez minutos cada hora, parpadear con regularidad para evitar la sequedad ocular y realizar ejercicios visuales, como cerrar los ojos o desviar la mirada de izquierda a derecha sin mover la cabeza, con el fin de evitar este y otros síntomas”.

Además de las consecuencias en la vista, el cuerpo también lo está notando. El Colegio de Fisioterapeutas de Catalunya por su parte, propone establecer un programa de ejercicios ajustados nuestras necesidades. Desde bailar hasta hacer yoga, puede influir positivamente en las consecuencias del confinamiento. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Residencia para mayores

Aspectos clave para elegir la mejor residencia para nuestros mayores

El servicio, la localización y el precio son tres cuestiones fundamentales a la hora de decantarnos por un centro geriátrico u otro. Además, también puede ser de gran ayuda contar con productos específicos para la tercera edad como el seguro de dependencia, entre otros.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.