Golpes de calor

Disfruta del verano sin golpes de calor

Hidratarse, mantenerse en un lugar fresco o evitar salir en las horas centrales del día son sencillas recomendaciones que os ayudarán a evitar este desagradable contratiempo y cuidar de vuestra salud.
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

¡Qué calor que hace!, ¡esto no hay quien lo aguante!, ¡este año es peor que el anterior! Este tipo de comentarios son muy típicos en estos días. Seguro que os los dicen vuestros vecinos en el ascensor, vuestros compañeros de trabajo, amigos… Parece que, de un verano para otro, olvidamos que es una estación cálida, soleada y a veces sofocante.

No obstante, puede que este tipo de impresiones no vayan desencaminadas. Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), las olas de calor, que normalmente se registraban sólo una vez cada 20 años, podrían sucederse de promedio cada dos a cinco años a mediados de este siglo. De hecho, en España algunas regiones ya han padecido más de dos en lo que llevamos de estío.

Las consecuencias directas del cambio climático

¿A qué se deben estas temperaturas tan extremas? La explicación radica en el cambio climático que está afectando a nuestro planeta. Por eso, este fenómeno cada vez es más frecuente. Ante esta situación, no queda otra que tomar precauciones para evitar que sean un peligro para nuestra salud. Como sabemos, el calor excesivo puede ser perjudicial, sobre todo si la exposición a temperaturas elevadas se prolonga. En este caso, existe el riesgo de sufrir un golpe de calor.

¿Qué es un golpe de calor?

Esta afección se produce cuando la temperatura del cuerpo aumenta rápidamente y éste no tiene la capacidad de enfriarse por sí mismo. Si esto sucede, puede ocasionar una deshidratación por la pérdida de líquidos y sales minerales, ocasionando graves consecuencias en el organismo. De hecho, puede llegar a provocar daños en el cerebro y en otros órganos vitales, llegando a poner en riesgo nuestra vida.

Medidas a tener en cuenta para evitarlo

Conscientes de la gravedad que puede revestir la situación, el Ministerio de Sanidad ha publicado en su página web varias recomendaciones para evitar los golpes de calor. Se trata de medidas muy sencillas y básicas que os comentamos a continuación:

  • Beber mucha agua, infusiones o zumos de fruta sin esperar a tener sed.
  • Evitar las bebidas alcohólicas, las que contienen cafeína (café, té o cola) y las muy azucaradas. 
  • A la hora de cocinar, mejor prescindir de las comidas copiosas y apostar por comidas más ligeras que nos ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, gazpachos…).
  • Permanecer en lugares frescos, a la sombra y, si es posible, pasar al menos dos horas en algún lugar climatizado (en cines, centros comerciales, bibliotecas, etc.). 
  • Vestir con ropa ligera, preferiblemente de algodón, de colores claros y que no sea ajustada. También, llevar una gorra o sombrero y calzado que transpire, nos ayudarán a estar mejor en el exterior.
  • En la playa, piscina o el campo, siempre estar bajo un parasol. Así también evitaremos las insolaciones y las quemaduras solares
  • En casa, es importante bajar las persianas durante el día en las estancias orientadas al sol y abrirlas cuando baja la temperatura, para que haya corriente de aire. Debemos evitar abrir las ventanas cuando la temperatura exterior es más alta. A partir de los 35ºC en el interior de la vivienda, un ventilador sólo mueve el aire, no lo enfría. 
  • Darnos una ducha o baño fresco con frecuencia para refrescarnos.

Cuidado con niños y personas mayores

El calor no afecta a todas las personas por igual. Por eso,  debemos tener especial atención con las personas enfermas, los mayores que viven solos, las personas con facultades mentales disminuidas o incapaces de adoptar medidas protectoras sin ayuda (hay que visitarlos para comprobar que están bien). 

De la misma manera debemos prestar especial atención a los niños de 0 a 4 años, asegurándonos que beben mucho líquido, visten ropa clara y ligera, además de llevar gorra y ponerles protector solar con frecuencia. Por supuesto, bajo ningún concepto les dejaremos solos en el coche bajo sol, ni que sea para hacer una compra rápida. El motivo es que, con todas las ventanillas cerradas, en 30 minutos el interior del vehículo dobla la temperatura exterior, convirtiéndose en un auténtico infierno.

Por otra parte, las personas que realizan trabajos intensos a pleno sol o actividades deportivas deben reducir su actividad en las horas de calor más intenso (entre las 12 h y las 17 h), protegerse del sol y beber abundantemente agua y bebidas isotónicas que repongan los líquidos y las sales perdidas por el sudor.

El  seguro de salud a vuestro lado cuando más lo necesitáis

Si aún siguiendo estas recomendaciones, observáis que vuestro acompañante u otra persona presentan una temperatura corporal elevada, sed intensa, dolor de cabeza, mareos, náuseas o vómitos, piel roja, caliente y seca, calambres, desorientación, tendremos que llamar a una ambulancia o acudir, lo antes posible, a un servicio de urgencias.

En estas circunstancias, contar con un seguro de salud puede ser de gran ayuda porque os garantiza una asistencia médica rápida y de calidad cuando más se necesita. Es decir, ante cualquier percance en vacaciones, os encontréis cerca o lejos de casa, recibiréis la atención de un equipo sanitario que os indicará el tratamiento a seguir o el ingreso en un hospital, en caso de ser necesario. Ahora bien, no queremos llamar al mal tiempo; al contrario queremos que disfrutéis a tope de vuestro verano. Eso sí, sed precavidos y aplicad el sentido común para evitar sufrir estos percances u otros. ¡Y por lo que pueda pasar, tened a mano vuestra póliza sanitaria!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Abducción extraterrestre

Abducción extraterrestre: ¿quién dijo miedo…?

Si eres un nostálgico seguidor de Fox Mulder y te espanta la posibilidad de sufrir todo tipo de pruebas por parte de unos insensibles ‘aliens’, tranquilo: el seguro contra una abducción extraterrestre está aquí para protegerte (pues sí: haberlo, haylo).

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.