Nostromo: el sueño imposible de David Lean

2017. España. 90 minutos. Documental.
Director: Pedro González Bermúdez. Reparto: Christopher Hampton, Sandra Lean, Georges Corraface

Director titular, director suplente

Las compañías aseguradoras obligaron a David Lean a tener a su lado a un realizador suplente durante los rodajes

David Lean ha pasado a la historia del cine como uno de los mejores directores del siglo xx. En su extensa filmografía destacan películas inolvidables como ‘Lawrence de Arabia’, ‘Doctor Zhivago’, ‘El puente sobre el río Kwai’, ‘La hija de Ryan’ o ‘Pasaje a la India’, entre muchas otras. Son filmes de cuidada fotografía y guiones trabajados hasta alcanzar la perfección. Son obras que el buen cinéfilo no se cansa de ver cada cierto tiempo. Lean es el autor de obras épicas que ya están en el grupo selecto de las mejores de toda la historia del séptimo arte. Y su legado es muy extenso porque no dejó nunca de dirigir y sus últimas creaciones las firmó con una avanzada edad.

Su último proyecto fue ‘Nostromo’. Tenía que ser su última película, su última obra maestra. El cineasta británico tenía 76 años cuando estrenó Pasaje a la India —su primer trabajo tras 12 años de no dirigir— y decidió afrontar su última aventura, una obra a la altura de sus princiaples creaciones. Para ello eligió nada más y nada menos que una novela de Joseph Conrad, que se desarrollaba en un puerto de Latinoamérica en el siglo XIX. Adaptar ‘Nostromo’ era un reto mayúsculo para Lean, que pasó los últimos seis años de su vida buscando dinero para producir el filme y trabajando en un guión que fuera perfecto. Y murió, en 1991, trabajando en este proyecto, que nunca vería la luz.

Todo este proceso se recoge en el documental ‘Nostromo. El sueño imposible de David Lean’, de Pedro González Bermúdez, un director qu fue candidato al premio Goya en 2016 y que ha recogido el testimonio de personas muy cercanas al proyecto, como Sandra Lean, sexta esposa del director británico, el actor George Corraface o el director artístico Benjamín Fernández. Y entre ellos destaca Hugh Hudson, el director contratado —obligado por las compañías de seguros— como realizador sustituto en caso de que el rodaje empezara. Hudson reconoce ser un afortundado por haber vivido de cerca el proceso de creación por parte de un genio, pero lamenta haberse quedado a medias. Las aseguradoras pedían cantidades muy altas para autorizar la póliza y además exigieron un director suplente de calidad por si a Lean no le llegaban las fuerzas.

El sueño de Lean estaba avalado por Steven Spielberg que fue, al mismo tiempo, el máximo defensor del proyecto y también quién indirectamente impidió hacerlo. El cineasta norteamericano fue el productor ejecutivo de ‘Nostromo’ y consiguió que Warner asignara un presupuesto de 30 millones de dólares para la película de Lean y otros 30 para ‘El imperio del sol’, la película que él iba a rodar. Pero el presupuesto de la obra de Spielberg se desbordó y Warner decidió darle el dinero necesario a costa de quitarlo de ‘Nostromo’.

Todos los que participaron en la última aventura de David Lean tienen la sensación de haber vivido la gestación de una obra maestra que finalmente no llegó a ncaer. Geroge Corraface, que debía ser el protagonista, lo resume perfectamente con una frase. “Siento una gran tristeza por lo que no hicimos”.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro