Devoluciones y drechos consumidor online

Devoluciones post reyes y post rebajas: ¿qué debo tener en cuenta?

Como consumidores tenemos los mismos derechos en las adquisiciones online que si compramos de forma presencial
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

Regalos de Reyes que no nos convencen, ropa o complementos que nos hemos comprado en rebajas y de los que al día siguiente nos arrepentimos… Entre una cosa y otra, enero se convierte en el mes por excelencia de las devoluciones

Seguramente pensarás, ¿qué devoluciones? Si este año, entre el miedo a posibles contagios y las restricciones para evitar la propagación del Covid-19, las rebajas van a ser súper descafeinadas. Es cierto que en las tiendas físicas no serán ni de lejos iguales a las de otros años. Y es que en esta ocasión, las compras se van a trasladar a los móviles,  tablets y portátiles, es decir, van a ser mayoritariamente online

Ahora bien, ¿qué ocurre si quieres descambiar algo que has comprado por Internet? ¿Qué derechos tienes como consumidor en el universo online? De entrada, cabe recordar que en la red, tus derechos están regulados en la Ley de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, así como, en la Ley general de defensa de los consumidores y usuarios. Por lo tanto, al igual que cuando haces tus compras de forma presencial, contarás con los mismos derechos, además de los específicos del medio digital.

Ahora bien, a la hora de realizar tus compras en tan sólo unos clics, debes tener en cuenta una serie de aspectos importantes:

Catorce días para hacer tu devolución

Tendrás 14 días para devolver lo que has comprado sin necesidad de justificación. En caso de devolución, te tendrán que reintegrar el dinero que pagaste. Sin embargo, desde DAS Seguros recuerdan que hay supuestos en los que la devolución en 14 días sin justificación no es posible, por ejemplo, cuando compras comida, ropa interior o una camiseta personalizada. No obstante, en estos casos también podrás reclamar en caso de desperfectos.

Recuerda no borrar el comprobante de compra y leer la política de reclamaciones del sitio web. Al igual que cuando compras en una tienda física, que te guardas los tiques por si es necesario cambiar lo que te has comprado. Pues, en el caso de las compras online, también es fundamental descargar los recibos de compra que te envían por mail y guardarlos, por lo que pueda pasar. 

Además de conocer la forma de devolución que establezca la web donde hemos comprado, no está de más rellenar el formulario de devolución que te envían junto al producto. Aunque, en algunos casos, es posible devolver el producto comprado por Internet directamente en la tienda física con el resguardo de compra.

En el supuesto de devolver el producto por correo simplemente porque no te gusta, el consumidor deberá asumir los gastos de envío. Sin embargo, en el caso en el que la devolución se deba a un defecto, los gastos de envío irán a cargo del vendedor.

No tengo el tique de compra… ¿Me lo cambiarán?

Es imprescindible que, si quieres devolver un producto, presentes el tique o la factura de la compra. Si no lo tienes, el establecimiento se puede negar a realizar el cambio. En cuanto al plazo para devolverlo, recuerda que cada establecimiento puede ofrecer sus propias condiciones comerciales en relación a la política de cambios y devoluciones, y el margen es incluso mayor al mínimo establecido por ley. En algunos casos tienes de plazo 15 días, un mes o incluso un año.

Conocer previamente las características del producto o servicio 

En la web donde compres deben aparecer todos los datos del producto: precio, características, garantías, entre otros. Es la forma de evitar que al consumidor le queden dudas.

No tener recargo en función de la forma de pago

El pago con tarjeta o TPV virtual es la forma más común cuando compramos por Internet, pero también existen plataformas como: PayPal o Google Pay, donde sólo tienes que introducir tu usuario y contraseña para efectuar la compra. De esta forma, los datos siempre estarán en una única plataforma. Otro consejo útil es que utilices una tarjeta de crédito virtual exclusivamente para hacer estas compras, así estarás protegido contra  ataques como el phishing. Ahora bien, lo que está claro es que no pueden imponerte recargos por pagar con tarjeta de débito en lugar de con Paypal, por ejemplo.

¿Cuáles son los gastos de envío?

Generalmente, las tiendas online cobran gastos por enviar el producto y siempre se tendrá que detallar cuáles son.

Identifica al vendedor

El vendedor debe identificarse en la web. En este sentido, también es importante comprar en webs de confianza. Es decir, aquellas en las que en la barra de direcciones aparece la figura del candado de seguridad cerrado y, antes de la dirección web, las siglas «https». Esto significa que estás en un sitio protegido.

Protección de datos personales

La web donde compres, deberá cumplir con las obligaciones que establece la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal, con el objetivo de proteger tus datos y derechos fundamentales.

Plazo de entrega

Cuando compras un producto online, la entrega debe efectuarse, a más tardar, en los 30 días siguientes al día del pedido, salvo si comprador y vendedor acordaron otra cosa.

En el caso de que el producto que has encargado no estuviera disponible, deberán informarte de esa falta de disponibilidad para que recuperes cuanto antes el dinero que hayas abonado.

Si el producto no está disponible y el vendedor no reembolsa el dinero, o se retrasa indebidamente en esa devolución, el consumidor puede reclamar el doble de la suma adeudada, además de una posible indemnización por los daños y perjuicios sufridos.

Igualmente, recuerda que el seguro de defensa jurídica puede asistirte para proteger tus intereses como cliente. En caso de dudas, consulta con tu mediador de confianza. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.