Depresión postvacacional o afrontar con éxito el estrés

Cansancio, insomnio o irritabilidad son síntomas que aparecen en la vuelta a la rutina del trabajo. Todos ellos pueden ser eliminados tras dos semanas de readaptación siguiendo unas pautas muy sencillas:

  • Cuida la alimentación comiendo sano y sobretodo frutas, verduras y legumbres, ellas te ayudarán a estar a tope de energía. Evita tomar cafeína y alcohol.
  • Practica deporte, aunque pueda dar pereza, ayuda a nuestro cuerpo a generar endorfinas que nos dan vitalidad, pero recuerda no hacerlo a última hora, ya que empeorará el sueño y no descansaremos correctamente.
  • Establece una rutina de horarios, sobretodo respeta las horas de sueño y potencia el descanso con una ducha caliente y desconectando el móvil.
  • No te olvides del tiempo libre, sigues teniendo hobbies y amistades de las que cuidar y disfrutar.

Siempre encontraremos quien afronta estas vueltas de manera negativa y se estresa hasta paralizarse

El estrés

Debemos entender que el estrés es bueno, nos sirve para adaptarnos a una situación de conflicto, mejorando la actitud frente a la misma y ayudándonos a tener éxito, se puede decir en suma que es positivo y hasta necesario.

El problema aparece cuando la respuesta ante esta situación de estrés no nos ayuda a salir adelante y nos bloquea, este caso es lamentablemente el más común en el trabajo y aún más en vuelta de vacaciones

  • Estrés agudo: Es la más común y surge de presiones recientes y de las expectativas con que enfrentamos el futuro cercano. Algunos síntomas son: irritabilidad, ansiedad y depresión. Este tipo de estrés es habitual y fácil de manejar.
  • Estrés agudo episódico: Cuando una persona tiene estrés agudo de manera frecuente. Los síntomas son; dolores de cabeza tensionales y persistentes, migrañas, tensión alta, etc. Para superarlo se necesita ayuda profesional a largo plazo.
  • Estrés crónico: Cuando una persona no ve solución y lo interioridad, de esta manera es muy difícil identificar el problema concreto que lo ocasiona y en estos casos, el tratamiento por profesionales es complicado y largo.

Síntomas de estrés

  • Tensiones musculares y rigidez de mandíbula
  • Dolor de cabeza
  • Insomnio
  • Cansancio extremo
  • Molestias en el pecho
  • Dolores de estómago, diarreas o estreñimiento
  • Cambios en el peso
  • Irritabilidad, apatía y ausencia de deseo sexual
  • Problemas de memoria

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro