Demanda al miedo

Un susto que acabó con una mujer cayendo por las escaleras de la terminal Grand Central de Nueva York.

En 2014, Ajanaffy Njewadda demandó a la Autoridad de Transporte Metropolitano de Nueva York y a la cadena de televisión Showtime por haberle causado un susto tan grande, que la hizo caerse por las escaleras del metro.

El cartel que provocó tal efecto era el de la serie de televisión Dexter y en el cartel, aparecía la cara del actor envuelta en film transparente. Esta supuesta aterradora imagen hizo que la mujer, al caer, se rompiera un tobillo y le produjo una lesión en la cabeza que requirió de asistencia psicológica.

Shlomo Hagler, juez de la Corte Suprema de Manhattan, en el juicio celebrado finalmente en 2018 no mostró ninguna simpatía por la demandante, considerando que bajo esta premisa nadie tendría que responsabilizarse de sus propias acciones.

Pese a que podamos ver que estas demandas son, cuanto menos absurdas, hemos de contextualizar. En Estados Unidos la sanidad es pública pero no gratuita, lo que empuja a muchas personas a intentar repercutir los costes de un accidente a terceros, en este caso la ATM y Showtime. Desde el Obamacare, Trump no ha mejorado la situación, por lo que los residentes en este país tienen que poder permitirse el sistema de salud público Medicare y afrontar todo lo que no está incluido, que es bastante.

En un país como el nuestro estas cuestiones parecen cuentos para no dormir. Nosotros disponemos de un sistema de seguridad social que permite un tratamiento digno y, si queremos estar en mejores condiciones, podemos optar a seguros de salud asequibles de los que podemos estar orgullosos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro