Cuando el color del coche habla de la siniestrabilidad

Son diferentes los factores que tenemos que considerar a la hora de comprar un vehículo, pero, ¿qué sucede con el color? ¿Es realmente importante o sólo un tema estético? Veamos.

Según los investigadores de la prestigiosa Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), el tono de los vehículos tiene una relación directa con los accidentes de tránsito.

Dicha investigación fue realizada de manera minuciosa en accidentes ocurridos en ciudades de Estados Unidos, Europa, y otros países del mundo.

De acuerdo con la indagación, los coches con mayor riesgo de sufrir accidentes son los marrones, negros y verdes, debido a su “incapacidad” para reflejar la luz solar, como la del alumbrado público.

Por otra parte, colores con “más visibilidad”, como plateados, rojos y amarillos, son los que menos sufren siniestros.

El estudio de la Universidad de Auckland concluyó que la atención del conductor no se centra en el color del auto que marcha en el sentido contrario, sino que en el reflejo de dicha tonalidad durante el día, y por la iluminación artificial y luces del propio coche durante la noche.

¿Incide en el valor del seguro del coche?

En el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), casi la totalidad de las compañías no tienen en cuenta el color a la hora de contratar un seguro, y por tanto, no tiene un impacto en el valor de éste. Sin embargo, podría ser un factor importante a considerar a la hora de adquirir un coche.

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro