Cómo sobrevivir a la firma de un seguro para el coche

Es conveniente mirar a fondo las coberturas de la póliza del vehículo para evitar sorpresas más adelante

¿Sabías que en España un 11% de los turismos están asegurados de forma poco optimizada? Es decir, de los 23 millones de vehículos que circulan en nuestro país, más de 2,5 millones de conductores han suscrito un seguro que no tiene las coberturas adecuadas. A grandes rasgos, estos automovilistas cuentan con pólizas que les cubren en exceso o en defecto en relación a la antigüedad, el tipo de vehículo, el uso, etc.

Por tanto, antes de contratar tu seguro de coche, lo más recomendable es informarse. En el mercado encontrarás la opción de contratarlo directamente en una compañía de seguros o a través de un mediador de seguros. En el primer caso, la principal motivación es la inmediatez y el precio. En el segundo, el acto es más reflexivo, al conductor le gusta comparar la oferta disponible y suele buscar un producto más personalizado. Además, si confías en un mediador, normalmente obtendrás un buen precio, ya que él mismo lo ajustará con la compañía. En el caso de acudir a este profesional, se encargará de realizar un análisis objetivo que incluye una comparativa de seguros según coberturas y precios para ajustarse a tus necesidades.

Además, te anotamos 7 consejos para que elijas el seguro de coche que necesitas:

Elegir las coberturas necesarias

El primer paso es tener claro que queremos contratar. Aparte de las coberturas obligatorias, que suelen ser Responsabilidad Civil Obligatoria, Seguro del conductor, Asistencia jurídica y lunas, existe un amplio abanico de posibilidades a la hora de suscribir coberturas, que irán incrementando el precio total del seguro. También, suscribir coberturas por robo o por incendio, Asistencia en viaje, Vehículo de sustitución, Retirada del carnet, o bien un Todo Riesgo. Evidentemente, si no vivimos en una zona conflictiva y no somos unos irresponsables al volante, hay coberturas que podemos evitar y así abaratamos el seguro.

La gran pregunta: ¿A terceros o a todo riesgo?

 

Se suele decir que cuando un coche es nuevo es mejor contratar un todo riesgo, y posteriormente, pasados tres o cuatro años, cambiarlo al de terceros. Esto es una buena opción, si dentro del período de los tres primeros años le vamos a sacar partido al seguro a todo riesgo. Es decir, en un seguro así, probablemente tengamos una cláusula por la que recuperaremos gran parte del valor del coche en caso de siniestro total. A partir del tercer al quinto año, ese valor que recuperaremos será sensiblemente menor.

Por otra parte, es importante leer la letra pequeña de los seguros a todo riesgo para ver claramente las coberturas exactas que incluyen, ya que, en algunos casos es similar a un terceros, un poco mejorados. En la mayoría de casos, el seguro a terceros es más que suficiente y además es mucho más económico.

¿Mejor con franquicia o sin franquicia?

Un seguro a todo riesgo con franquicia es más barato que uno sin franquicia, sólo que en caso de reparación la costearemos nosotros en parte, o íntegramente. Esto compensa si sufrimos un siniestro total, porque obtendremos un valor bastante alto del coche. Por tanto, como hemos comentado antes, mejor tener un terceros y ser prudentes al conducir que pagar más dinero por un posible accidente.

Edad y características del conductor

También, debes tener en cuenta que si eres conductor joven -menor de 25 años-, tendrás un plus a la hora de pagar las primas, simplemente por las estadísticas de accidentalidad de los conductores en esta franja de edad.

En función del kilometraje anual

Existen conductores que utilizan su vehículo de forma esporádica. Para este tipo de usuarios existen los seguros de coche que establecen su cuantía en función de los kilómetros recorridos. Aunque en los seguros tradicionales no se tiene en cuenta el número de kilómetros recorridos, obviamente puede ser un factor clave, ya que el riesgo de sufrir un accidente no es el mismo para una persona que coge el coche todos los días para ir a trabajar que para alguien que conduce ocasionalmente.

En este tipo de ‘seguros por kilómetros’, lo normal es que se establezcan una serie de tramos en función de la distancia que estime que vas a recorrer en un año. Si te pasas, hay compañías que ofrecen la posibilidad de poder comprar un bono adicional para poder circular más kilómetros.

Vehículo de sustitución, ¿realmente lo necesitas?

¿Eres un profesional del volante? En este caso, es imprescindible que tu seguro incluya vehículo de sustitución, ya que, te compensa pagar ese sobrecoste. Sin duda, hay personas a las que no disponer de coche un solo día les puede salir muy caro. Por tanto, si ese extra se rentabiliza con una sola avería que te pueda dejar tirado 24 horas, entonces compensa. Si puedes vivir sin ello, no vale la pena contratar esta cobertura.

Conducción fuera de las vías públicas

Esta cobertura sólo es aconsejable para aquellas personas que les gusta frecuentar entornos rurales y vías no asfaltadas. Así pues, si te dedicas profesionalmente a tareas relacionadas con el campo o si, simplemente, te gusta disfrutar de la naturaleza en tu tiempo libre y usas el coche para llegar hasta ella por caminos imposibles, deberías considerar contratar la asistencia en este tipo de vías.

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro