Consejos para hacer tus compras online de forma segura en Navidad

ARAG nos recomienda utilizar el sentido común, comprar en webs fiables y revisar la política de privacidad

Ya tenemos aquí la Navidad y con ella se incrementan considerablemente las compras online. En el día a día con el trabajo, la familia nos falta tiempo; no llegamos a todo… Por eso, Internet se ha convertido en una herramienta de gran utilidad, para agilizar nuestras compras, ya que nos ofrece rapidez, comodidad y una oferta muy variada.

Ahora bien, no todo son ventajas, ya que también podemos estar expuestos a fraudes. De hecho, esta época es la predilecta de los hackers para hurtar datos o secuestrar dispositivos, a través de estrategias como: el código malicioso, el phishing o el ransomware. Así pues, debemos ser cautos y precavidos antes de efectuar nuestras adquisiciones en portales web.

Sigue las recomendaciones de ARAG para evitar sorpresas desagradables

La experiencia es un grado; en este caso, aportamos la visión experta de Javier Sanguino, abogado de ARAG que en primer lugar nos aconseja: “Utilizar el sentido común, desconfiar de páginas web que ofrezcan gangas o unos descuentos poco creíbles; así como de aquellas ofertas de webs que nos llegan a través de correo electrónico. Siempre hay que comprar en establecimientos que sean de confianza e informarnos de aspectos importantes como son: quién está detrás de esa página web y tener datos de contacto suficientes del vendedor, no solo el nombre de la empresa, sino también su CIF, dirección, correo electrónico, etc.”

Antes de iniciar una compra online debemos tener en cuenta varios aspectos. Tal como comenta Sanguino: “Es importante tener la máxima información posible sobre el vendedor, fijarnos en aspectos importantes como es el apartado de avisos legales de la página web, donde deben constar claramente los datos de la empresa, así como los datos de inscripción de la misma en el Registro Mercantil”.

Fíjate en la política de privacidad de la empresa

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la política de privacidad de la empresa. En este sentido, Javier Sanguino afirma: “La política de privacidad debe informar adecuadamente de cuáles son los derechos que asisten al consumidor en cumplimiento de la normativa, relativa a protección de datos y cómo ejercer estos derechos, así como que uso van a hacer de los datos personales que les podamos ceder. No hay que facilitar en ningún caso, datos personales a una página web de la que no estemos totalmente seguros y nunca facilitar por correo electrónico nuestros datos bancarios”.

En esta misma línea, otro aspecto importante es conocer de antemano las condiciones contractuales. Tal como remarca el abogado de ARAG: “Nos referimos a conocer desde un principio, cuál es el precio final que vamos a pagar por el producto, incluyendo impuestos y gastos tanto de envío como de devolución, plazo de entrega, etc.”

Evita ser víctima del phishing, confía solo en webs fiables

Sin duda, extremar la precaución y fijarnos en todos estos aspectos puede ser de gran ayuda. Aún así comprar en portales webs tiene sus riesgos. Los principales problemas que podemos encontrarnos, tal como afirma Sanguino son: “El principal problema obviamente es ser víctimas de una estafa. Existen plataformas, webs falsas que suplantan la identidad de otras webs fiables (lo que se conoce como “phishing”), o directamente se trata de webs fraudulentas que lo que pretenden es recabar nuestros datos, con el consiguiente riesgo de que puedan posteriormente utilizarlos, especialmente los relativos a las tarjetas de crédito o débito, para realizar transacciones”.

Aparte de poner en práctica consejos básicos como comprar en sitios webs conocidos, utilizar Wi-Fi o conexión a internet segura, mantener nuestro equipo actualizado y protegido. Hay una cuestión, tal como remarca Javier Sanguino, abogado de ARAG, que es muy importante y quizás no se tiene tan en cuenta: “Es muy importante fijarnos que el establecimiento que vende el producto disponga de un certificado adecuado de seguridad. Es muy sencillo comprobar esto; basta con fijarse si en la barra de navegación aparece un icono en forma de candado y si se pulsa en dicho icono además obtendremos información relativa al certificado digital de esa empresa: quién lo emite y la validez del mismo (además en la propia barra de navegación veremos que la url comienza por ‘https’ en lugar de por ‘http’)”.

No olvides tu derecho de desistimiento

Por otra parte, como consumidores también tenemos nuestros derechos. Tal como añade el abogado de ARAG: “En las compras online la normativa recoge un derecho de desistimiento por parte del consumidor en un plazo de 14 días naturales. Dentro de ese plazo el consumidor podrá devolver el producto sin tener que justificar el motivo y tendría derecho a que se le reembolse el coste íntegro del producto, incluyendo los gastos de envío iniciales, si bien hay que tener en cuenta que sí tendría que hacer frente a los gastos necesarios para la devolución de ese producto”.

Si tenemos en cuenta estos aspectos podemos decir que este tipo de transacción cuenta con más pros que contras. En palabras de Sanguino: “Las ventajas son indiscutibles, tanto para las empresas que tienen acceso a un gran número de clientes potenciales sin unos costes logísticos excesivos, como para el consumidor, que puede acceder de forma inmediata y sin salir de casa a un catálogo de productos prácticamente ilimitado, lo que hace que las ventas online hayan experimentado un crecimiento exponencial estos últimos años”.

Aún existen cierta desconfianza

Aparte del temor a ser víctimas de un fraude, también existen otro tipo de reticencias. Tal como comenta el abogado de ARAG: “Lo que aún a día de hoy genera, en un determinado sector de consumidores, cierta desconfianza es facilitar los datos de una tarjeta de crédito para poder realizar la compra online. También, influyen lógicamente otros aspectos. No todo el mundo, especialmente las personas mayores, están suficientemente familiarizadas con el uso de internet, o simplemente prefieren ver y poder tocar el producto antes de comprarlo”.

Independientemente de la edad, “también pueden surgir dudas sobre si el producto lo vamos a recibir en buenas condiciones y se va a corresponder exactamente con lo que se ofrecía en la página web…, si nos va a llegar en un plazo de tiempo razonable o si se van a producir problemas con el envío”, tal como añade Javier Sanguino.

Un último consejo, tras realizar nuestras compras, es revisar que todos los cargos de tu cuenta son conocidos y los tienes controlados. No es una ciencia exacta, pero aplicando estos consejos iremos más tranquilos y seguros en el momento de hacer nuestras compras navideñas por Internet.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro