Averías electrodomésticos

Consejos para cuidar tus electrodomésticos en verano

Es importante revisar y llevar un mantenimiento de estos dispositivos para evitar averías
Erika Parlon
Erika Parlon

Oficialmente aún no estamos en verano, pero justamente hoy estrenamos junio, el mes en el que esta estación empieza. La verdad es que ya se nota que hace más calor y esto solo acaba de empezar. En los próximos dos meses nos esperan días y noches de elevadas temperaturas y por lo tanto, de un mayor uso de electrodomésticos tan típicos en estas fechas como el aire acondicionado, ventiladores, entre muchos otros.

Precisamente, al hacer un uso más intenso de estos aparatos, también se pueden producir más averías. En primer lugar, es importante que sepas qué potencia tienes contratada con la compañía eléctrica, ya que con la típica de 3300 Kw (la media española) pueden producirse sobrecargas que afecten a estos dispositivos. En horas de máxima necesidad, en las que es usual tener encendidos varios aparatos a la vez, los cortes de luz son más frecuentes y estos pueden tener consecuencias fatales para los aparatos.

Además, te facilitamos los siguientes consejos para que todo funcione adecuadamente y te limites a disfrutar del verano:

La importancia de limpiar el aire acondicionado

Es uno de los protagonistas estrella del verano, totalmente necesario sobre todo cuando sufrimos de olas de calor. Ahora bien, si quieres que funcione a la perfección e incluso alargar su vida útil es fundamental limpiarlo.

Realizar un exhaustivo saneamiento de los filtros y compartimentos interiores del aparato tiene una doble ventaja: funcionará mejor y ahorrará energía. De hecho, un aire acondicionado sucio puede incrementar hasta en un 10% la factura de la luz.

Por tanto, dedicar un tiempo a quitar toda la suciedad de los filtros es una muy buena idea si queremos esquivar ese gasto innecesario. Además, otro aspecto a tener en cuenta, y no menos importante, es el cuidado de la salud. Un aparato limpio es sinónimo de respirar un aire de buena calidad, sin ácaros u otros elementos perjudiciales. Para ello, es fundamental limpiar la suciedad que pudiera acumularse en el interior, para que el intercambiador de frío no se vea afectado.

No abras y cierres cada dos por tres el frigorífico

Que si coger una botella de agua fresquita, un refresco o un helado… Son gestos recurrentes a lo largo del verano y, además, se repite varias veces al día por parte de todos los  miembros del hogar. Esta reiteración es uno de los principales problemas para la conservación del frío en el interior del electrodoméstico.

El termostato -que además estará expuesto al grado más bajo de su capacidad- sufre en este periodo estival una carga alta de trabajo, pues las repetidas aperturas provocan cambios en la temperatura interior que deben ser regulados para conservar los alimentos correctamente.

Además, como hemos comentado, un corte eléctrico puede tener consecuencias en el electrodoméstico. Si este no está conectado a la corriente puede perder el gas refrigerante y, debido a ello, puedes sufrir una pérdida de los alimentos y bebidas refrigerados en su interior. Además, cabe decir que no todas aseguradoras se hacen cargo de esta pérdida, por lo que es importante revisar la póliza contratada y comprobar las coberturas de su seguro de hogar.

Las calderas también se usan más

Ya sea para aliviarnos del calor o porque venimos de la playa o de la piscina… Está claro que en verano nos duchamos todavía más a menudo y eso provoca que las calderas de nuestro hogar también se sobrecarguen y se averíen justo cuando son más necesarias. Debes tener en cuenta que probablemente un seguro de hogar no cubra este inconveniente, por lo tanto, de ahí la importancia de revisar periódicamente este aparato.

Más coladas, más probabilidades de avería

Otro electrodoméstico vital que sufre las altas temperaturas es la lavadora. En verano se suele lavar más a menudo la ropa y, con ello, pongamos más coladas a lo largo de la semana. Estas sobrecargas pueden provocar un percance en el funcionamiento normal del aparato y esto supone un imprevisto realmente molesto. Nada peor que quedarse sin lavadora, un aparato fundamental en nuestro día a día.

¿El seguro de hogar cubre las averías en electrodomésticos?

Sin duda, sufrir la avería de uno de estos aparatos es uno de los mayores contratiempos que se pueden producir durante el año y, especialmente, durante el verano. Es importante, por tanto, que revises las coberturas de tu póliza de hogar para prever y poder solucionar este tipo de incidentes, lo antes posible.

Si dispones de una póliza completa debería cubrir no sólo el continente sino también el contenido de la casa e incluir asimismo la cobertura frente a reparaciones por averías de los electrodomésticos.

En caso de tener dudas sobre las coberturas de tu seguro de hogar o querer saber qué cubre o no ante este tipo de percances; te recomendamos que te pongas en contacto con tu mediador de confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar