conducir lluvia

Cómo mejorar la conducción en suelo mojado

Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto

Con la llegada del otoño y las malas condiciones climatológicas, el asfalto suele jugar malas pasadas. De hecho, hay estudios que lo demuestran: el riesgo de sufrir un accidente cuando el suelo está mojado es un 70% superior, sobre todo, si está lloviendo.

Muchos conductor@s asocian a la carretera mojada el riesgo de derrapar, pero no piensan en la reducción de la visibilidad que produce la lluvia. Es decir, el riesgo depende de la visibilidad y no sólo de la adherencia. Para explicar este fenómeno hay tres grandes grupo de factores: la luz ambiental, el entorno visual y ver a través del parabrisas

La luz ambiental: 

Las gotas de agua en el aire reducen drásticamente la visibilidad horizontal. 

Entorno visual: 

La lluvia filtra parte de la luz de los faros y reduce las zonas iluminadas, cambiando la luz que se refleja sobre la carretera. Es decir, reduce las propiedades reflectantes de la pintura de las marcas viales y disminuye el contraste entre objetos y su fondo. 

Visión a través de la luna delantera: 

Según un estudio de Andrey y Knaper, este es el efecto más peligroso. La visibilidad reducida bajo condiciones de lluvia se debe principalmente a la perturbación visual en el parabrisas, más que al efecto atmosférico en sí. El agua en el parabrisas distorsiona la luz y reduce el rendimiento visual del conductor. Incluso con los limpiaparabrisas en funcionamiento, la falta de uniformidad de la capa de agua sobre el cristal explica la mayor parte de la reducción de la visibilidad. Evidentemente, si las escobillas sufren desperfectos, este efecto se multiplica. 

A continuación os dejamos ocho consejos para disfrutar de una conducción segura en condiciones lluviosas. 

Tips para evitar accidentes

  1. Cuando llueve, los cristales tienden a empañarse más rápido. Si el cristal está sucio por dentro, esto hace que se empañe con más facilidad y es más difícil desempañarlo. También es importante tener las ventanillas laterales limpias para ver con claridad por los retrovisores. 
  2. Encender las luces de carretera para ver y ser vistos (las largas, no, porfi). En condiciones extremas es importante activar los antinieblas traseros y no olvidarnos de apagarlos cuando el tiempo mejore.
  3. Las hojas, un peligro constante. Sobre la calzada, las hojas, más si están mojadas, hacen que la adherencia sea tan baja como en una carretera en plena nevada. En estos tramos es importante no realizar frenadas bruscas. 
  4. Las 3V: visibilidad, vehículo delantero y velocidad. Si nuestra visión no alcanza a ver los 50 metros, es la misma distancia que deberíamos dejar con el vehículo delantero, ni superar los 50 km/h. Esto garantizará que en caso de emergencia la distancia de frenada sera suficiente. 
  5. Evitar el efecto espejo. En lugar de utilizar las largas, es más conveniente poner los antinieblas. Los cristales y las gotas en suspensión producen un efecto que impide ver la silueta de los vehículos que nos preceden. 
  6. Olvidar el freno en un aquaplaning. En este periodo del año, las lluvias suelen ser cortas pero intensas y el otoño es la época del año donde es más posible sufrir un aquaplaning. Mientras las ruedas no toquen el asfalto, es importante no utilizar el freno. 
  7. Con viento, volante firme. El viento puede ser otro gran reto en la carretera, por eso, moderar la velocidad y coger fuerte el volante es clave. Más si estamos adelantando a un camión, puesto que puede ocurrir el efecto pantalla donde el coche se desestabiliza. Algo similar puede ocurrir cuando uno sale de un túnel o va circulando por una carretera que cambia de vertiente. 
  8. Animales en la carretera. El otoño, además de época de setas también es época de apareamiento. Muchos animales salvajes se mueven en pequeñas manadas y están más activos. Por eso, en zonas marcadas con señales de peligro por fauna, es importante reducir la velocidad. 

Además de tomar todas estas precauciones, también es importante tener un buen seguro de coche y de asistencia en carretera; ¡consulta con tu corredor de confianza para que busque las mejores opciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar