Fraudes alquiler vacacional

¿Cómo podemos detectar a tiempo los fraudes en los alquileres vacacionales?

A estas alturas la mayoría ya hemos reservado nuestras vacaciones de verano. Este año, como aún seguimos en pandemia, seguramente nos decantaremos más por alquilar una vivienda antes que por hospedarnos en otro tipo de alojamientos más concurridos. Pero, ojo si hacemos la gestión a través de Internet, porque los anuncios de alquileres falsos abundan y es más fácil caer en la trampa de lo que imaginamos.
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

En este segundo verano de pandemia, quizás nos da más confianza y seguridad ir de vacaciones con la familia a un apartamento o casita en la montaña, antes que a un hotel. Indudablemente, al elegir esta opción únicamente estaremos en contacto con nuestro grupo burbuja, evitando así relacionarnos con otras personas. Además, no tendremos que estar pendientes de restricciones ni de limitaciones de aforo para, por ejemplo, darnos un chapuzón en la piscina. 

Ahora bien, si vamos a alquilar un alojamiento vacacional en tan sólo unos clics, debemos tener mucho cuidado porque entre medias de ofertas reales también se cuela más de un timo. Así pues, antes de lanzarnos a dar el ok a través de Airbnb, Booking u otras plataformas online, vale la pena que tengamos en cuenta los siguientes consejos facilitados por la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) para evitar que nuestras vacaciones se conviertan en una pesadilla: 

Menudo chollo ¿será verdad?

Si navegando por la red, encontramos anuncios muy atractivos y a un precio de escándalo, de entrada, mejor ponerlo en duda. Muchos estafadores buscan captar nuestro interés a través de fotos super bonitas, zonas muy demandadas o descripciones muy llamativas. A pesar de esto, existen delincuentes que no exageran tanto, es decir, tratan de equilibrar esta relación calidad/precio. Por eso, lo mejor es investigar cómo están los precios de mercado, compararlos con la supuesta ganga, y leer los comentarios de otros usuarios.

Faltas de ortografía que hacen daño a la vista

Cuando la publicación está mal redactada, tiene faltas ortográficas o se nota que ha sido escrita con prisas, es muy probable que nos encontremos ante un timo. Es habitual que se utilicen traductores de texto automáticos, que dejan los textos con erratas o mal redactados. 

Responden desde un mail diferente al inicial

¿La persona de contacto no se encuentra en España y utiliza un intermediario? ¿El sistema de comunicación de la plataforma no funciona y prefiere responder por correo? Es habitual que este tipo de reclamos sólo muestren un correo electrónico y, una vez recibidos los correos, los ciberdelincuentes contesten a los interesados desde otro email para dificultar el seguimiento en caso de denuncia. A veces, también incluyen un teléfono de contacto, pero siempre estará apagado o no hay respuesta.

¿Posible caso de phishing?

Hablando de emails, cabe recordar que uno de los métodos más utilizados por estos delincuentes para estafar y obtener información confidencial de forma fraudulenta es el phishing. Una mala praxis que consiste en enviar un email con enlaces a supuestas webs fiables que son falsas réplicas de otras plataformas reales. El objetivo no es otro que introduzcamos nuestras credenciales bancarias, información personal y otros datos de carácter sensible dentro de esa web fraudulenta. Lamentablemente, una vez consigan nuestros datos, nunca más podremos contactar con el supuesto anunciante. De hecho, la oferta desaparecerá de la web y, con ella, nuestro dinero, también.

Comprobar la identidad del anunciante

Por eso, siempre debemos comprobar la identidad del anunciante y de la titularidad y existencia del inmueble a alquilar. Debemos ser conscientes de que la documentación puede falsificarse, incluso hay casos en que los amantes de lo ajeno utilizan fotocopias de los DNI de otras personas a las que ya han defraudado, usurpando su identidad. Pero también podemos emplear herramientas, como Google Street View para ver si el apartamento en cuestión existe, o comprobar si las fotos del anuncio se han empleado en otras webs o plataformas diferentes. 

Pagos fuera de la plataforma

Es posible que el anunciante nos pida un adelanto con urgencia para la reserva del alojamiento. Aunque no es una señal de alarma, debemos ser precavidos con el método de pago que utilicemos. Si nos proponen un sistema de pago alternativo a la plataforma, deberemos desconfiar. Principalmente, porque este tipo de webs disponen de sistemas de pago con los que poder asegurar nuestras transacciones. Por eso, debemos evitar cualquier desembolso ajeno a los mismos.

Fraudes online y seguro de hogar

Como vemos, no es oro todo lo que reluce. Por eso, antes de hacer nuestra reserva online, merece la pena que nos informemos detalladamente. Además, si contamos con un seguro de hogar puede cubrirnos ante este tipo de incidentes. Como por ejemplo, el uso fraudulento  de la tarjeta en operaciones a través de Internet. Por supuesto deberemos justificar los movimientos bancarios, el historial de navegación y las pertinentes denuncias. 

Además, también incluye la correspondiente garantía de defensa jurídica. En caso de dudas, lo más recomendable es que pidamos consejo profesional a nuestro mediador de confianza. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Abducción extraterrestre

Abducción extraterrestre: ¿quién dijo miedo…?

Si eres un nostálgico seguidor de Fox Mulder y te espanta la posibilidad de sufrir todo tipo de pruebas por parte de unos insensibles ‘aliens’, tranquilo: el seguro contra una abducción extraterrestre está aquí para protegerte (pues sí: haberlo, haylo).

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.