liderazgo

¿Cómo liderar a tu equipo mientras dure el teletrabajo?

Elisabet Mejuto
Elisabet Mejuto

El teletrabajo tiene sus ventajas e inconvenientes. Con el fin de mantener una buena salud mental y emocional durante el estado de alarma, es importante potenciar los beneficios que nos está dejando esta nueva forma de trabajo.

Para ello, hablamos con Usoa Arregui, co-fundadora de Cambyo, empresa con la que colabora CLOSASEGUROS. En Cambyo, están especializados en la ​transformación de equipos profesionales, con el objetivo de conseguir unidades de altísimo rendimiento​​.

La crisis sanitaria actual, ha dejado entrever las fortalezas y las flaquezas en cuanto a la gestión de equipos, multiplicando las consultas a profesionales de la talla de Arregui. En Cambyo, son defensores de la lectura beneficiosa en este tipo de situaciones. Por esa razón hemos querido ahondar en su visión buscando un aporte de luz.

Optimizar equipos durante el teletrabajo

En Cambyo, la metodología que proponen es el acrónimo ​​CERCA​​. Arregui afirma, que como su propio nombre indica, pretende que los equipos se sientan cerca pese a la distancia física. Esta metodología desarrollada con motivo de la crisis del COVID dota a los equipos y sus líderes de herramientas específicas para trabajar en remoto, en relación a los siguientes recursos: ​Comunicación, Empatía, Realismo, Compromiso y Acción​​. Y todos estos recursos requieren de la ​​Confianza​​.

Beneficios para la empresa

Implementando la metodología CERCA los líderes y sus equipos consiguen generar compromisos claros y auténticos​​, un funcionamiento altamente efectivo y, como resultado de la percepción de dichas mejoras, se genera un ​incremento en los niveles de motivación​ de los equipos.

Caída de viejos patrones

En Cambyo, sostienen que los patrones de liderazgo que funcionaban conforme a los viejos patrones, se podrán conservar, tal vez, realizando las adaptaciones que el teletrabajo requiere. No obstante, aquellos que han quedado obsoletos y ya no resultan eficaces, pasarán a la historia. Un ejemplo, según Arregui, es el micromanagement: “​​Con la presencialidad, los comportamientos controladores, ese sobrevolar fiscalizante alrededor de las mesas, las preguntas “informales” de seguimiento, la supervisión cercana de todos y cada uno de los pasos que los equipos pudieran estar dando, etc., se hace, si no imposible, muy complicado. Ahora, funcionar bajo el paradigma de la confianza, potenciando la autonomía de las personas sin perder la interdependencia del equipo, se hace más necesario que nunca.

También, esta situación límite nos ha enseñado a ser realmente flexibles y ver las ventajas que conlleva,​​ ​abriendo posibilidades que nos benefician a todos. Por tanto, el “siempre se ha hecho así”, es fácil que sea sustituido por el “¿y si probamos a hacerlo de otra manera?”

Estamos aprendiendo a…

La coach subraya que los equipos que sean flexibles y sepan adaptarse profunda y genuinamente, serán los equipos que saldrán reforzados. Aquellos que se han aferrado a mantener viejos patrones, es posible que acusen mucho más estrés, agotamiento y desmotivación.

El periodo de adaptación y la rapidez con la que tuvimos que adaptarnos a la nueva realidad, se llevó por delante la idea de que fuera imposible conseguir lo que la mayoría hemos conseguido demostrar: ​​¡elteletrabajo funciona y la geografía ha perdido relevancia!​ ​​

Ahora bien, según la experta, es importante hacer una apreciación sobre la situación actual: “​​Personalmente, querría destacar que t​ ​eletrabajo no es lo mismo que confinamiento. Las condiciones del confinamiento son muy adversas para el teletrabajo en los casos en que se teletrabaje con menores o mayores a cargo, y puede ser difícil concentrarse. Esto debe ser tenido en cuenta, en el funcionamiento actual de los equipos de trabajo. Pese a ello, también me atrevo a decir que las expectativas de efectividad en el teletrabajo “a secas”, sin estar confinados, son altísimas.

¿Cómo ser mejores?

“¿Mejores para qué?” Arregui destaca que, si ella tuviera que destacar en qué ha sido mejor en relación al confinamiento, mencionaría dos aspectos: “​​el primero, soy mejor en el cuidado de mi salud, ya que para mantenerme en equilibrio emocional y con energía suficiente en esta situación, he prestado mucha atención a la alimentación y he practicado más deporte que nunca; y el segundo, sin duda, en la regulación de expectativas primero conmigo misma y después con los demás, teniendo como prioridad que nuestros hijos tuvieran un buen recuerdo de este periodo juntos.”

Sostiene que: “​la definición de “mejor” para cada persona puede tener acepciones diferentes, pero definir y reflexionar sobre “cómo ser mejores” es recomendable para conectar con el pensamiento positivo en este momento, y conviene tener presente de cara al futuro​”.

Por último y como observación final de la profesional, es importante reconocerse la capacidad de resiliencia que todos, de una manera o de otra, hemos desarrollado. Según la experta, es una actitud que se adquiere y entrena con el tiempo, especialmente tras vivir experiencias vitales complejas.

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar