Robos comercios

¿Cómo evito que roben en mi negocio durante las vacaciones?

Si tienes una empresa y te coges unos días de descanso, antes de bajar la persiana y de cerrar este verano, es importante que tengas en cuenta algunas medidas para garantizar la seguridad de tu establecimiento y evitar que los ladrones entren como ‘Pedro por su casa’.
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon
Erika Parlon

En verano muchas empresas y pymes cierran y esto las convierte en mucho más vulnerables para los amantes de lo ajeno. Principalmente, porque pueden acceder con mayor facilidad, al no haber nadie. Por eso en esta época del año, durante la cual se producen un 25% de atracos, es fundamental que protejas tu negocio. Sobre todo, porque este tipo de incidentes, habitualmente, tienen graves consecuencias para los comercios. Además de por el robo del género, porque suelen provocar grandes destrozos en el local

Todo ello se traduce en unos costes muy elevados (se calcula que las pérdidas pueden llegar a ascender a 635 millones de euros en el comercio minorista), que pueden  comprometer la continuidad de tu empresa. Por eso, es del todo recomendable que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

Cuidado a la hora de hacer caja

Tanto el cierre, cuando se hace la recaudación de caja, como la apertura del establecimiento son los momentos más delicados para los empleados y el negocio. Es cuando los ladrones están al acecho, sobre todo en negocios pequeños. Por eso, debes asegurarte que no hay nadie cerca observándote cuando ejecutas esta operación. Además, te recomendamos que en el local sólo conserves una cantidad mínima de dinero en efectivo. A medida que se vaya acumulando, lo mejor es que lo lleves a una entidad financiera o lo guardes en una caja fuerte. 

La ubicación

Los negocios que están situados cerca de estaciones de tren o metro, los que se encuentran en zonas con una gran afluencia de público, son más susceptibles de sufrir este tipo de incursiones. Pero no son los únicos; también ocurren en establecimientos más aislados, situados en polígonos industriales y en zonas menos céntricas. 

En cuanto al tipo de comercio o al tamaño, el sector más afectado es el de la electrónica, donde se producen cerca del 30 % de los incidentes. Los artículos que se suelen adquirir fraudulentamente en este tipo de establecimientos son los dispositivos pequeños como: auriculares,  almacenamientos USB y los accesorios para móviles. En los supermercados, y tiendas de alimentación, los bienes más hurtados son: vino, licores, queso, carne, perfumes y cosméticos.

Respecto al tamaño, las pérdidas serán mayores en grandes establecimientos, existiendo una correlación entre el número de horas que el local permanece abierto al público y las pérdidas registradas. 

Discreción

Recuerda no poner el típico cartel de cerrado por vacaciones, en el cual indicas las fechas en que no abres. El hecho de no difundir que el establecimiento cierra por vacaciones puede salvar un negocio de los delincuentes. Tampoco lo hagas en redes sociales. Otros aspectos que debes tener en cuenta son: no dejar el escaparate a la vista y menos con género; decirle a una persona de confianza que te recoja el correo del buzón, ya que si se amontonan muchas cartas, es señal de que no hay nadie y lo interpretan como pista libre, entre otros aspectos.

Dispositivos de seguridad y alarmas

Alarmas conectadas a centrales, cámaras, barrotes, cristales de seguridad, persianas metálicas, cerraduras invisibles, detectores de largo alcance… Este tipo de dispositivos son totalmente recomendables, porque retrasan y disuaden un intento de robo.

En cuanto a la alarma, te recomendamos no conectarla hasta que todo el personal se haya marchado. También, es importante restringir el acceso a los empleados fuera de los horarios laborales, no entrar en la instalación hasta haber desconectado la alarma y realizar los trabajos de limpieza y mantenimiento en horario laboral.

Las ventajas de contar con un seguro multirriesgos para empresas

Además de tener en cuenta estos consejos, contar con un seguro multirriesgos para tu negocio te da la tranquilidad que necesitas para irte de vacaciones. Este tipo de póliza suele incluir la cobertura de hurtos y robos, tanto si son realizados por un empleado o por un tercero. En caso de padecer un contratiempo de estas características, el disgusto no te lo quitaría nadie pero, al menos, tendrás la tranquilidad de que tu compañía te cubre por las pérdidas o daños producidos

Por otra parte, este seguro también te ofrece otro tipo de coberturas muy útiles: desde daños imprevistos ocasionados por terceros, por ejemplo, en actos vandálicos que supongan la rotura de los cristales de los escaparates; desperfectos en mercancías durante su traslado y almacenamiento; reparaciones de maquinaria o equipamiento; fallos eléctricos; defensa jurídica ante cambios de leyes y normativas o reclamaciones de terceros; Responsabilidad Civil para estar cubiertos ante los posibles daños a terceros en el ejercicio de nuestra actividad profesional, entre otras. 

En definitiva, aunque no es obligatorio contratar esta póliza, sí es del todo recomendable, pues te ofrece la protección que necesitas ante cualquier percance y te indemniza en caso de ser necesario, evitando así que te veas abocado a cerrar tu negocio. En caso de dudas sobre las coberturas que más te interesan, no dudes en contactar con tu mediador de confianza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Abducción extraterrestre

Abducción extraterrestre: ¿quién dijo miedo…?

Si eres un nostálgico seguidor de Fox Mulder y te espanta la posibilidad de sufrir todo tipo de pruebas por parte de unos insensibles ‘aliens’, tranquilo: el seguro contra una abducción extraterrestre está aquí para protegerte (pues sí: haberlo, haylo).

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.