Rebajas

Cómo evitar estafas en rebajas

Te damos algunos consejos para que no te timen
Erika Parlon
Erika Parlon

Como cada año, hoy 7 de enero vuelven las rebajas de invierno. Parece mentira, pero tras varios días de compras navideñas: regalos, juguetes, ropa, comida… Aún nos quedan fuerzas para ir en masa a las tiendas y centros comerciales en busca de grandes descuentos. Ahora bien, ¿son ciertos esos precios de escándalo? ¿Es verdad que podemos encontrar chollos?

De entrada, te recomendamos que seas precavido, porque durante esta época salen a la luz las malas prácticas en las que incurren algunos comercios para elevar su nivel de ventas y que, en algunos casos, pueden llegar a ser consideradas estafas. Por eso, para evitarte sufrir sorpresas desagradables, te indicamos cuáles son los timos más frecuentes y cómo puedes reclamar si has sido víctima de uno de ellos.

Estas prendas no estaban antes

Puede ocurrir que entres en un establecimiento y que no encuentres -aunque la busques a conciencia-, esa prenda que tenías fichada en diciembre. Y, ¿qué ha pasado, la ha regalado todo el mundo en Navidad? Pues, no exactamente, lo que sucede es que se venden prendas creadas con la exclusiva finalidad de ser comercializadas en rebajas y con una calidad inferior a la habitual.

Según la Ley del Comercio Minorista, los productos ofertados en las rebajas tienen que haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos un mes y la calidad de estos tiene que ser la misma que antes de estar rebajados. Para poder anunciar que una tienda está de rebajas es requisito legal que al menos la mitad de los artículos tengan descuentos, si bien, la ley no impone un porcentaje de descuento mínimo obligatorio, para que ese objeto pueda anunciarse como rebajado.

Ese precio no es real

Debes fijarte con especial atención en las etiquetas de los productos supuestamente rebajados. Los comerciantes están obligados por ley a indicar en la etiqueta el precio inicial y el precio rebajado. A veces, suelen elevar los precios anteriores para que así sea mayor la diferencia con el precio actual. De hecho, se han dado casos en los que se han encontrado etiquetas en las que el precio final rebajado supera al precio inicial del producto. Afortunadamente, gracias a las redes sociales, donde los clientes comparten sus experiencias, se descubren antes este tipo de malas praxis.

Los saldos no son rebajas

Cuidado no te la cuelen… Si compras un producto deteriorado a un precio considerablemente inferior, por tener alguna tara o defecto; esto que no te lo vendan como rebaja, porque en realidad es un saldo. Por lo tanto, cuando lo compres será aceptando de manera consciente tal condición y no podrás reclamar por ello.

¿Me devuelven el dinero o me dan un vale de compra?

Si compras un jersey o pantalón en rebajas y después cuando llegas a casa, ves que tiene algún defecto… Si no pueden cambiártelo por otro igual, tienes derecho a que te devuelvan el dinero, aunque lo hayas comprado en rebajas y sin que te puedan imponer el conocido vale o ticket de compra.

¿Y si lo quiero descambiar? Pues, aquí las cosas cambian… Si te regalan algo en rebajas y no te convence o tu mismo te has comprado aquel abrigo, pero después en casa no paras de pensar en aquel otro y lo quieres descambiar… Sólo podrás hacerlo si previamente el establecimiento lo ha anunciado, ya que, no están obligados a descambiarlo, al contrario se trata de una cortesía comercial.

No aceptan el pago con tarjeta

Resulta que en la tienda en la que estoy siempre había podido pagar con tarjeta sin problema, pero como ahora están de rebajas me han dicho que no. Pues, si te encuentras en esta situación, debes saber como consumidor que si antes la habían admitido, ahora no pueden negarse. Lo que si que permite la ley al comerciante es fijar una cantidad mínima para admitir como medio de pago las tarjetas de crédito.

¿Cómo puedo reclamar?

Si no quieren cambiarte una prenda deteriorada, te han cobrado un precio que no toca, etc., estás en todo tu derecho de reclamar. Ahora bien, para poderlo hacer, es fundamental que guardes el ticket de compra en el que aparecen los datos del comercio, CIF, precio, IVA. En caso de que tus derechos se vean lesionados, debes solicitar una hoja de quejas y reclamaciones.

Este tipo de reclamaciones se suelen realizar en Consumo, pero en aquellos casos más graves, en los que te encuentres ante un estafa flagrante, podrás denunciar el delito de en el juzgado de guardia del lugar de los hechos o bien ante la Policía o la Guardia Civil.

Cómo detecto una estafa…

Es frecuente utilizar los términos de estafa y engaño como sinónimos, pero lógicamente no son lo mismo. Es decir, una estafa es cuando alguien actúa desde un principio con clara intención de quererte engañar vendiendo lo que no es.

Por ejemplo, te ofrecen un abrigo de piel a mitad de precio. Pero, en realidad ni siquiera es de piel, aunque el producto viene con la etiqueta y documentación falsificada donde indica que es 100% piel. Aquí estaríamos ante una clara estafa penal, que podrías denunciar y daría lugar a un proceso penal. En caso de ser una persona jurídica o empresa la que comete el delito, se vería condenada muy probablemente a una pena de multa.

Sin embargo, si te venden un abrigo de piel con un precio que en rebajas es superior al precio que tenía antes, sería considerado un engaño, pero no una estafa. Aunque lógicamente, también podrás ejercer tus derechos en vía civil o a nivel de consumo.

Seguro de defensa jurídica, un plus de tranquilidad

Así, pues si en estas rebajas te sientes engañado o directamente estafado y quieres poner tu reclamación; no está de más que cuentes con un seguro de defensa jurídica o legal.

Al igual que en otros seguros, tendrás a tu disposición a los profesionales más adecuados para que puedan resolver tu problema, en este caso de tipo legal. Mayoritariamente, los problemas que tienen que abordar estos expertos están relacionados con el Derecho. Por eso, buena parte de los servicios del seguro de defensa jurídica hacen referencia a temas fiscales, matrimoniales, civiles (como por ejemplo, herencias)… Pero, también te asesorarán en caso de conflictos de consumo y reclamaciones.

Por lo tanto, que en estas rebajas no te timen y si quieres reclamar, recuerda ponerte en contacto con los expertos de tu seguro de defensa jurídica, para que te indiquen los pasos que tienes a dar. 

Deja un comentario

Te puede interesar