Cómo cuidar a un familiar con discapacidad

La ayuda de un profesional de la salud es clave en el cuidado de estas personas

Cuidar a un familiar con discapacidad requiere un gran compromiso y una importante carga emocional. Afrontar esta situación no es fácil y suelen surgirnos muchas preguntas acerca de los cuidados y la atención más óptima que le podemos ofrecer.

Por ejemplo, la primera cuestión que solemos plantearnos es: ¿dónde cuidamos a nuestro hijo o nieto que no puede valerse por sí mismo? ¿Cómo en casa en ningún sitio?, o ¿es preferible solicitar ayuda profesional?

Sin duda, tanto si optamos por atenderlo en nuestro hogar como por ingresarlo en alguna clínica o centro de salud especializado, es importante que contemos con la ayuda y el asesoramiento de profesionales.

Asistir a un familiar con algún tipo de discapacidad o dependencia supone un esfuerzo y dedicación enorme: son 24 horas al día, 7 días a la semana y esto acaba afectando. Además, en función del grado de dependencia, tendremos que asistirlos prácticamente en todo: aseo personal, vestirse, prepararles la comida…

Una asistencia continua y constante

Sin olvidarnos del cuidado de su salud: administración de medicamentos, visitas médicas, terapias psíquicas o de rehabilitación y del cuidado emocional: compartir actividades, conversaciones, juegos…

Todo ello compaginándolo con nuestro día a día: trabajo, compras, gestiones, tareas del hogar, etc. No podemos dejar desatendidas nuestras necesidades y obligaciones, y si le sumamos la gran responsabilidad de cuidar a un familiar con discapacidad, nos acabará generando una situación de estrés y agotamiento físico. Por eso, como hemos comentado contar con la ayuda de un asistente especializado en el cuidado de la dependencia nos ayudará y mucho.

El seguro también puede ayudarnos

La atención a la dependencia no mejora desde el año 2012. Los recortes aprobados mediante un Real Decreto del Gobierno en julio de 2012 todavía no han sido revertidos. Y, año tras año, miles de personas dependientes continúan falleciendo esperando la prestación que les corresponde. En 2018 fueron más de 30.000, una media de 80 personas al día.

Conscientes de esta situación, algunas compañías han creado coberturas adaptadas a personas con habilidades diferentes como el Síndrome de Down que incluye un cuadro médico para atenderles.

También, existen seguros de vida que protegen a las personas con discapacidad, dirigidos a los familiares o tutores y que cubren el fallecimiento o la incapacidad permanente y absoluta de los tutores. Además, los beneficios generados por la póliza se entregan a la institución a la que pertenece el familiar o el tutor.

En definitiva, a día de hoy desde el sector del seguro también se ofrecen coberturas para ayudar tanto a las personas que padecen algún tipo de discapacidad como a los familiares que se ocupan de ellos. Si tienes cualquier duda, te recomendamos que consultes con profesionales del sector.

1 comentario
  1. Aurelio Dice:

    Desearía conocer los seguros que hay y las compañías que ofrecen prestaciones para afrontar los cuidados a personas mayores y dependientes. Muchas gracias

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro