Cómo ahorrar preocupaciones, tiempo, responsabilidades y dinero con un seguro de Defensa Jurídica

Cristina González, abogada de la aseguradora ARAG, nos explica en el Día internacional de la familia cómo funcionan los seguros de defensa jurídica y qué tipo de protección familiar ofrecen.

No solemos darnos cuenta pero nuestras rutinas diarias, de por sí, se encuentran llenas de todo tipo de implicaciones legales. A cualquier persona en su vida normal, cuando, por ejemplo, desarrolla su actividad laboral, se queda en el paro, alquila un piso o, incluso, cuando dedica su tiempo libre a sus actividades de ocio, pueden surgirle contratiempos legales que requieran una respuesta de un abogado experto.

“Es por este motivo que, para las familias y, en definitiva, para cualquier persona o empresa, el apoyo de un abogado especialista que les oriente cuando tienen un imprevisto legal, así como para prevenirlos, les hace sentirse seguros y protegidos desde un punto de vista jurídico”, explica Cristina González, abogada de ARAG, una entidad especializada en seguros de Defensa jurídica.

“Este tipo de seguros”, continua la experta, “pese a no ser de contratación obligatoria son, sin duda, valorados muy positivamente por quienes los conocen. Consideran que son muy recomendables. Y ya no sólo para las familias, sino también para las empresas, autónomos, comunidades de propietarios, etc. Esto es así porque dotan de seguridad a quien lo posee”, sentencia.

Empecemos por lo básico, ¿qué es un seguro de Defensa jurídica?

Un seguro de Defensa Jurídica sirve para resolver todas aquellas cuestiones, o dudas, de tipo legal, que te preocupan y que no sabes cómo resolver. Así, protege tanto de una defensa o reclamación laboral, como en temas de derecho de la familia, defensa de los derechos como consumidor o usuario, revisión de contratos, defensa de los intereses relativos a la vivienda, etc. “Es importante destacar”, incide Cristina González, que “con este tipo de seguros, siempre se cuenta con el asesoramiento jurídico telefónico de un letrado experto”. Además, “con estos seguros y en el supuesto que sea necesario ir a juicio, un abogado te representará en dicho procedimiento judicial, sin que ello te suponga un coste adicional”.

Ventajas esenciales

Dado que los contratiempos legales de este tipo están a la orden del día, “no cabe duda que estar protegido con un seguro de Defensa Jurídica te ahorrará muchas preocupaciones, tiempo, responsabilidades, así como importantes costes económicos”, explica la abogada de ARAG. Y Cristina González nos plantea algunos ejemplos de situaciones en las que nos puede ayudar este tipo de seguros:

–  Si no te proteges adecuadamente con un seguro de Defensa Jurídica y te vieras involucrado en un procedimiento judicial, son muchos los gastos que tendrías que pagar, seguramente, señala la experta. Si tienes un seguro de Defensa Jurídica, estos costes económicos están cubiertos: la compañía aseguradora se encarga de los honorarios de un abogado, procurador, notario, perito u otros profesionales cuya intervención sea necesaria para resolver un juicio, siempre hasta el límite de gastos que se tenga contratado en póliza.

– Imagínate que tienes un vecino que por las noches pone la música a un volumen muy elevado y tu familia no puede dormir. Ya se lo has comentado a él directamente; sin embargo, no te ha hecho caso. ¿Qué puedes hacer? Pues, con un seguro de defensa jurídica, llamar a tu abogado. Él gestionará la reclamación y te indicará todos los pasos que hay que seguir, punto por punto, para solucionar lo antes posible el problema y que así no tengas que volver a sufrir la música de tu vecino.

– Otro ejemplo. Te despiden y surgen muchas preguntas: ¿qué debo hacer?, ¿debo firmar el finiquito?, ¿es un despido procedente o improcedente y cómo diferenciarlo? Sólo tienes que llamar a tu abogado de ARAG, quien resolverá todas tus dudas, evaluará toda la documentación y te aconsejará y defenderá tus intereses, iniciando una reclamación contra la empresa si es que finalmente no se llegase a un acuerdo.

Estas, y otras preocupaciones legales, añade Cristina González, se resuelven gracias a este tipo de seguros que, pese a no ser obligatorios, son considerados por aquellos que lo tienen contratado, “como un producto fundamental para cubrir sus necesidades y sentirse protegidos en el día a día de su vida, tanto profesional como familiar e individual”.

Menores de edad, protegidos

Los seguros de defensa jurídica son también especialmente interesantes para proteger a los menores de edad. “Si quieres incluir a algún menor de edad en el seguro, es necesario indicarlo a la hora de contratarlo”, advierte la abogada de ARAG que nos recuerda, de todas formas, “que los menores de edad incluidos en este tipo de productos no incrementan el coste del seguro”.

Según la experta de ARAG, “los temas por los que nos piden asistencia jurídica y que afectan a nuestros menores tienen que ver, sobre todo, con el uso que ellos les dan a las tecnologías y, en concreto, al manejo de sus redes sociales”. “Es un tema que verdaderamente inquieta a los padres, pues son cada vez más conscientes de que Internet es una puerta de acceso al acoso y también a la falta de privacidad”, recalca.

Otro tema que suelen consultar los padres en relación con los menores es cómo gestionar determinadas ayudas públicas para sus hijos. Y nos plantean cuestiones relativas a qué derechos tienen como padres para conciliar su vida laboral y profesional con la personal y familiar. Y, por último, aunque en menor medida, también nos consultan aspectos relacionados con posibles situaciones de acoso escolar: cómo identificar estas conductas y cómo se debe actuar, explica la experta de ARAG.

También cubren la otra cara de la moneda y algunos padres recurren a nosotros para conocer las posibles responsabilidades derivadas de infracciones cometidas por sus hijos que, de forma ocasional, tienen su origen en comportamientos generados por el consumo de bebidas alcohólicas o de algún estupefaciente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te pueden interesar

Twitter

La reproducción sin permiso explícito está prohibida. Todos los derechos reservados.

© TiempoSeguro