Coronavirus y automóviles

La pandemia nos deja coches más viejos, sin ITV y sin seguros

La pandemia y sus consecuencias están provocando una negativa situación económica que ha repercutido de forma directa en multitud de sectores, entre ellos, el del automóvil.
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo
Marian Mateo

La limitación de la movilidad, durante y después del confinamiento, la generalización del teletrabajo o la reducción de los ingresos de las familias, entre otros factores, han tenido un impacto directo y negativo en la compra de vehículos. El comparador acierto.com ha analizado este y otros efectos de la situación sobre el parque móvil de nuestro país, así como las posibles consecuencias para su seguridad.

Menos coches nuevos…

Las ventas de vehículos nuevos cayeron un 38% el pasado mes de febrero y, en marzo, las matriculaciones se redujeron 30% respecto del año anterior. Si además tenemos en cuenta las alzas fiscales, las exigencias en cuanto a reducción de emisiones y la falta de incentivos, el escenario se complica aún más. Tanto es así que el sector de la automoción no prevé una recuperación hasta el año 2022, por lo menos.

Sin embargo, y además de las repercusiones directas para el sector del automóvil, hay otro aspecto a considerar. Según apunta el estudio, el frenazo en las ventas envejecerá todavía más el parque automovilístico español. Ello, incluso, podría derivar en comportamientos de riesgo, como la falta de un adecuado mantenimiento de los coches o la no contratación de seguros.

Y más coches viejos

Así, por lógica, la reducción en las ventas de coches nuevos supondrá un incremento en la antigüedad de los vehículos que circulan por nuestras carreteras. Ya en 2020, la media de edad nuestros coches superó los 13 años. Una cifra preocupante si tenemos en cuenta, según recuerda el comparador, que “los automóviles con más de 10 años tienen el doble de posibilidades de sufrir un accidente y los que superan los 14 años, el triple”. La ausencia de sistemas de ayuda a la conducción, como el ESP y el ABS, además de un mayor riesgo de avería mientras se circula, lo cual podría derivar en un accidente de tráfico, son algunas de las causas de ese mayor índice de siniestralidad.

El estudio también indica que más de la mitad de los coches que circulan por las carreteras españolas superan los 100.000 kilómetros.

¿’Ahorrar’ en el mantenimiento? Mala idea

Y más puntos de riesgo: la consecuencias económicas de la pandemia también están influyendo en un deficiente mantenimiento del vehículo. En la actualidad, dos de cada cinco españoles reconoce no pasar las revisiones estipuladas por el fabricante del vehículo.

Y la causa de esta dejadez es el dinero. Así, casi uno de cada cuatro conductores admite que sólo lleva el coche al taller si no hay más remedio. Y tres de cada cinco no sustituye sus neumáticos a tiempo. Según interpreta el comparador de seguros, este comportamiento podría agravarse debido a la situación económica actual.

Estas carencias en el mantenimiento pueden hacer crecer el número de averías, de posibilidades de tener un accidente y de quedarse ‘tirado’ en la carretera (un 10% de los conductores reconoce haberse visto en esta situación debido a no haber realizado una revisión a tiempo).


ITV, un gasto necesario

Según las cifras del estudio, se han duplicado el número de coches que circulan en España con la ITV caducada. De hecho, 45 de cada 100 vehículos que circulan no tienen la ITV en regla, conforme a los datos de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos.

Recordemos que circular sin ella se sanciona con una multa de entre 200 y 500 euros, dependiendo del caso. Pero no es lo único a temer: circular sin la ITV puede suponer que el seguro no nos cubra si tenemos un siniestro. La aseguradora podría rechazar hacerse cargo de los daños propios en caso de accidente, al no tener los papeles del vehículo en regla. E, incluso, podría negarse a cubrir los daños a terceros si el percance se ha producido como consecuencia de fallos mecánicos que podrían haberse detectado durante una inspección. Otro dato: hasta el 10% de los coches implicados en accidentes con víctimas del último año tenía la ITV caducada.

Otro ‘ahorro’ que trae cola: ¡no conduzcas sin seguro!

Durante el primer trimestre de este año, el número de vehículos asegurados en nuestro país se situó algo por encima de los 32 millones, según el Fichero que los registra, el FIVA. Esta cifra implica que más de 2,5 millones de vehículos circulan en nuestro país sin seguro.

Tradicionalmente, la falta de recursos económicos se encuentra entre las principales razones de un índice alto de vehículos sin seguro. Pero, tal y como apunta el comparador responsable del estudio, las crisis económicas repercuten asimismo en la cantidad de conductores que deciden prescindir del seguro. Así empezó a suceder a partir de 2008 y, diez años más tarde, se había incrementado en un 41% el número de vehículos sin asegurar.


Pero, ¿cuáles son las consecuencias de circular sin seguro?

Pues, primero, es una infracción cuya sanción administrativa va desde los 601 euros a los 3.005, según la clases de vehículo. En el caso de los coches, asciende a 1.500 euros. Pero, además, se trata de una completa temeridad. En caso de accidente y en primera instancia, el Consorcio de Compensación de Seguros se haría cargo de los gastos. Pero, después, el organismo reclamará esos daños al conductor que circulaba sin póliza, debiendo asumir de su bolsillo los gastos derivados del accidente. Gastos que podrían incrementarse aún más si la situación desembocara en un proceso judicial, aspecto que suele estar cubierto si contamos con un seguro.

Recordemos que estamos obligados a asegurar nuestro vehículo incluso aunque no lo usemos y se encuentre en un garaje o aparcado en la calle: mientras el vehículo esté dado de alta en el censo de vehículos de la Dirección General de Tráfico, estará obligado a contar con un seguro.

Así que, antes de tomar una decisión precipitada, piensa bien las consecuencias: lo que parece un ahorro puede convertirse en nuestra peor pesadilla. Si tienes dudas sobre cuál es el seguro más adecuado para tus necesidades y presupuesto, acude a un mediador de seguros. Así podrás estar protegido con las coberturas más adecuadas a tus circunstancias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Los españoles confían en las vacunas contra el COVID

Los españoles confían en las vacunas contra el COVID-19

Según un estudio internacional del Grupo AXA, el 83% de los españoles está dispuesto a vacunarse. De este modo, nuestro país cuenta con una de las tasas de predisposición más altas a nivel mundial, en la misma línea que Italia, China y Reino Unido.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.