averías coches eléctricos

Los coches eléctricos y sus averías

Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil
Catalina Gil

Poco a poco, el parque automovilístico español se está transformando y cada vez son más los coches eléctricos que nos encontramos en la carretera. Y, aunque no alcanzan los niveles de los coches de combustión, en España ya circulan más de 350.000 vehículos eléctricos.

Pero, ¿por qué cada vez más los españoles se decantan por estos vehículos? Pues, la verdad, no lo sabemos, pero lo que sí que está claro que estos turismos tienen muchas ventajas que harán que quieras comprarte uno.

Sí, así es. No sólo es ‘eco-friendly‘, sino que un vehículo eléctrico consume menos, tiene ventajas fiscales, se puede aparcar gratis, peajes con descuento… y, lo más importante -y en lo que nadie se fija-, ¡apenas tiene mantenimiento!

¿Por qué el mantenimiento del coche eléctrico es barato?

Los coches eléctricos tienen un gasto de mantenimiento un 40-50% menor que los coches convencionales ya que, en total, cuenta con un 60% menos de piezas. La clave de esto es la batería.

El único motor de un coche eléctrico es la batería, por lo que, a diferencia de uno tradicional, tiene menos probabilidad de fallo porque no tiene un motor de combustión. El coche funciona con la electricidad de la batería, por eso es imprescindible hacer un buen uso de esta. Sólo así durará más tiempo. Aunque los fabricantes de las baterías afirman que la vida media de una batería de litio está entre 10 y 15 años, la autonomía dependerá del uso que le hagas y los ciclos de carga que tenga la batería. Así que algunos consejos:

  1. Intenta que los ciclos de carga sean lo menos frecuentes posible, es decir, carga cuando la batería lo pida.
  2. Evita hacer cargas rápidas o con cargadores de alta potencia.
  3. Respeta la velocidad. Cuanto más rápido circules más se gastará la batería.

De todos modos, la batería no lo es todo. El coche sigue teniendo un precio de mantenimiento porque tiene otras piezas, como los neumáticos, los frenos o el líquido refrigerante de la batería, que se tienen que revisar anualmente.

¿Un coche seguro?

Los coches eléctricos apenas tienen averías porque tienen menos piezas. Pero, al igual que con las averías del motor del coche tradicional, con uno eléctrico, las averías más comunes están relacionadas con su batería y la carga.

Así que, como hemos dicho, mantener un correcto uso de la batería evitará grandes averías como un cambio de batería precipitado. Pero también hay que tratarlo bien ya que una de las principales visitas al taller es para revisar las tomas de carga, y es que, a veces, somos muy brutos. 

Acostumbrados a las bocas de los depósitos de gasolina, cuando hay que cargar un coche eléctrico hay que ser más cuidadosos. Una mala manipulación de la toma de carga puede salir mucho mas cara que en un coche de gasolina. Hay que cuidar el bloqueo del cable de carga y, sobre todo, evitar golpes bruscos o que se caiga al suelo y se rompa.

Las aseguradoras no tenían un histórico sobre este tipo de averías, así que han tenido que diseñar productos específicos que se ajusten a las necesidades de estos vehículos. Por eso, si has decidido comprarte un coche eléctrico, asegúrate de que el seguro de coche sea el más adecuado e incluya aspectos concretos para los eléctricos. Puede ser con tu aseguradora de siempre, o puedes recurrir a otra que te dé más confianza o que tenga productos específicos para vehículos ‘enchufables’.

En cualquier caso, si cambias de compañía, recuerda darte de baja dentro del plazo destinado para ello. Si no lo haces así, podrían renovarte automáticamente y cobrarte la anualidad completa. Y, para coches eléctricos, no olvides las coberturas esenciales: que cubra el robo del cable de carga y la asistencia en carretera por fallo de batería (cada compañía contempla esta asistencia de una manera diferente: carga in situ, punto de recarga a una distancia determinada,…). También te podría interesar que cubra los posibles daños en el sistema de recarga instalado en tu domicilio. Ante la duda, consúltalo con un mediador profesional, lo cual te garantizará que tengas las coberturas que realmente necesites; sólo así tu viaje será más seguro y estarás bien cubierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

timo de las rotondas

El timo de la rotonda

Tal y como dice el anuncio televisivo, España es el país de las rotondas. A día de hoy, hay casi 600 rotondas en todo el

Automovil listo para el invierno

Mantén tu coche a punto para el frío

Cuando viene el frío, las condiciones meteorológicas pueden dificultar la conducción: lluvia, nieve, viento, niebla, menos luz diurna… Por ello, es esencial incrementar la precaución y evitar situaciones peligrosas, para nosotros y para el resto de conductores.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continuas navegando damos por supuesto que te sientes seguro con nosotros ya que, ¿qué mejor que estar seguro en Tiemposeguro? Tus galletas están seguras con nosotros, lo prometemos.