¿Qué hay de cierto en este cartel?

tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
tiemposeguro
Spread the love

Redacción
10 de abril de 2018

Cuándo el parking es responsable y cuándo no. ¿Qué dice la ley?

Seguro que alguna vez te habrás preguntado si es cierto que el titular del parking está libre de responsabilidad por lo sucedido a tu vehículo, por más grande que sea el cartel donde lo niega.

Lo primero que hay que diferenciar es si se trata de un parking de pago o gratuito, ya que en este segundo caso no tendremos derecho a reclamar por ningún daño ni robo. Entran dentro de este supuesto, por ejemplo, las zonas de aparcamiento de la vía pública (aunque incluyan pago de tasas) y los aparcamientos gratis de restaurantes, hoteles y algunos centros comerciales.

Con respecto a los parkings de pago, sentimos decirte que el cartel no miente. Al menos, a grandes rasgos, dice la verdad. De hecho, el propietario del parking sólo tiene la obligación de responder por los daños causados en los elementos fijos e inseparables del vehículo siempre que sean habituales u ordinarios, es decir, el propio vehículo, la chapa, las ruedas, los cristales, los alerones y la radio (sí, la radio también, aunque no el radiocasete/DVD extraíble que pudiera llevar algún amante de lo vintage).

En cambio, la ley no le obliga a hacerse cargo de los robos o los daños en los objetos que se encuentren en el interior, tales como teléfonos móviles, maletas, bolsos, ropa, joyas, documentación del vehículo o cualquier otro elemento que no forme parte de él.

Aún así, hay parkings —si así lo indican explícitamente por medio de carteles— que aceptan la custodia de estos accesorios. Pero la condición es que el usuario del vehículo los haya declarado a la entrada y observe las medidas de seguridad que se le indiquen (por ejemplo, no dejarlos a la vista). Además, pueden cobrar un precio complementario por ello.

La recomendación es que siempre que tengas un percance no te vayas del parking sin pedir la hoja de reclamaciones y haber expuesto por escrito el suceso.

Además, es conveniente que hagas fotos y reúnas todas las pruebas que puedas para demostrar los daños sufridos y su causa, así como guardar el tique. Antes de irse también hay que solicitar la póliza de responsabilidad civil que debe tener suscrita el titular del parking y los datos de la empresa. En el caso de que te denieguen esta información, debes hacerlo constar en la hoja de reclamaciones. Otra opción añadida es solicitar a un agente de policía que haga un atestado de lo sucedido. Y ya en casa, lo más urgente será llamar a tu mediador, si tienes, o a tu aseguradora para que gestionen tu reclamación o te asesoren sobre las actuaciones a seguir.

«No podemos olvidarnos que la función de un parking privado no se limita únicamente a mantener un vehículo en la plaza de aparcamiento habilitada para ello, sino que también debe existir un deber de vigilarlo y custodiarlo», explica Cristina González, abogada de ARAG. Por este motivo, añade, «en los casos en los que quede probado que ese deber no se ha cumplido y, por ello, se ha producido un perjuicio para el consumidor, la reclamación planteada, ya sea amistosa o judicial, tendrá unas mayores garantías de éxito».

Te puede interesar

coche seguro franquicia

Entender las franquicias de los seguros

Spread the love

Todos hemos visto alguna opción, sobretodo en los seguros de auto, la opción de franquicia pero, ¿sabes qué significa en caso de siniestro?