Curiosidades del mundo de los seguros. Demandas locas, cine y otras demencias.

Cómo ahorrar preocupaciones, tiempo, responsabilidades y dinero con un seguro de Defensa Jurídica