Un año del horror en la Rambla de Barcelona

El talco sigue bajo sospecha

Seguro de dos ruedas